¿Qué es una financiera privada? ¿Cómo funcionan las financieras privadas?

A la hora de buscar soluciones de liquidez pueden surgir muchas variantes que desconozcamos. Una de estas pueden ser precisamente las financieras privadas. Las financieras privadas son completamente diferentes a las entidades de crédito tradicionales. Como por ejemplo nuestro banco de toda la vida.

En Prestamistas Particulares vamos a explicarte qué es una financiera privada, cómo funciona y cuándo acudir a ellas. ¿Te gustaría saber más sobre este tema? En ese caso, no dejes de leer este artículo. ¡Comencemos!

Qué es una financiera privada

Este tipo de financiera es un método alternativo de financiación también conocido como empresa de capital privado. Se diferencian principalmente a las entidades de crédito tradicional en que ofrecen préstamos de capital privado con la colaboración de prestamistas particulares y diferentes tipos de asesores financieros.

Es decir, que el capital del que proviene el dinero que te prestas es particular y no pertenece a una entidad financiera. Al tratarse de préstamos entre particulares y no con una entidad financiera tanto los requisitos como las condiciones son diferentes a las que puede solicitar tu banco habitual.

Por ejemplo el TAE de este tipo de préstamos suele ser algo más elevado que el que ofrece los bancos. Sin embargo la posibilidad de conseguir un crédito es mucho mayor. Mientras que una entidad financiera tradicional no te ofrecerá un crédito si estás en Asnef o no tienes una nómina estable una financiera privada sí lo hará. Aunque con los intereses algo más elevados por asumir un mayor riesgo.

¿Qué es una financiera privada? ¿Cómo funcionan las financieras privadas?

Cómo funcionan este tipo de empresas

Sin duda uno de los elementos más interesantes de este tipo de prestamistas es la rapidez a la hora de ofrecer préstamos. Estas financieras se encargan de tramitar préstamos personales por medio de prestamistas privados. Estos pueden ser tanto particulares como empresas que buscan, además de una mayor rentabilidad, utilizar su dinero para otro tipo de inversiones.

Hasta hace algunos años estas financieras se especializaban en conceder préstamos de bajo capital y con una devolución relativamente rápida. Sin embargo hoy en día ofrecen créditos de mayor envergadura uniendo a varios prestamistas privados para llegar a la cantidad solicitada por el prestatario. Los plazos de devolución también se han ido ampliando en función del capital prestado.

Los requisitos para poder solicitar uno de estos préstamos son mucho más “abiertos” que los de los bancos. De esta manera estas empresas ofrecen financiación a todo tipo de clientes. Incluidos aquellos que carecen de una nómina estable o cuyo nombre se encuentra inscrito en alguno de los principales ficheros de morosidad. Como por ejemplo Asnef o RAI.

Dependiendo de la cantidad que solicite el prestatario suelen funcionar con bienes inmuebles como garantía. Como por ejemplo una vivienda o un coche.

Por ejemplo, en el caso de Prestamistas Particulares, independientemente de que el prestatario tenga una nómina regular, esté en Asnef o incluso en el paro, podrá acceder a un préstamo siempre y cuando cuente con un inmueble en propiedad como garantía. En total se le podrá ofrecer hasta un máximo equivalente al 25 % del valor total de la vivienda en cuestión a devolver en plazos establecidos entre el prestamista y el prestatario.

Cuándo acudir a una financiera privada

Este tipo de entidades de préstamo son ideales cuando se busca liquidez inmediata o no se cumplen las condiciones mínimas de seguridad que requieren los bancos para ofrecer un crédito. Es decir:

  • Cuando buscamos dinero inmediato. Las financieras privadas ofrecen el dinero en menos de 15 minutos para importes inferiores a los 1.000 €. El tiempo aumenta a 48 horas tras la revisión del inmueble utilizado como garantía una vez el importe es mayor. Los bancos, sin embargo, tardan bastante más en ofrecer un crédito de envergadura. Comprobar toda la documentación y reunirla puede suponer un mes de espera.
  • Cuando buscamos una mayor facilidad con el papeleo. Por norma general los requisitos y la documentación que se solicita para este tipo de préstamos es inferior a la de los bancos. Además estas empresas suelen trabajar por internet para facilitar todavía más la rapidez de los trámites. No es necesario, por tanto, tener que personarse en una sucursal, como en el caso de los bancos, para presentar la documentación.
  • Cuando estamos inscritos en Asnef o no tenemos una nómina estable. Como explicábamos unas líneas más arriba las financieras privadas suelen utilizar bienes inmuebles o vehículos propiedad del prestatario como garantía para el préstamo. Esto significa que aunque el cliente esté inscrito en Asnef, esté cobrando el paro, la jubilación o tenga un salario algo más inestable podrá conseguir su préstamo.

Pasos a seguir para trabajar con una financiera privada

En el caso de Prestamistas Particulares los pasos a seguir son verdaderamente sencillos.

  • Rellenar el formulario de la web. Basta con rellenar el formulario de la página web para una primera toma de contacto. Los expertos se pondrán en contacto con el interesado para asesorarle en cuanto al funcionamiento del préstamo.
  • Mandar vía mail la documentación necesaria. Es decir:
    • Fotocopia del DNI
    • Fotocopia de la cuenta corriente del prestatario. En ella se realizará el crédito y se cobrarán las cuotas.
    • Nota simple del Registro de la Propiedad de su inmueble.
    • Último recibo del IBI del inmueble a tasar.
    • Seguro de la propiedad del inmueble a tasar.
  • Recibir el capital. Una vez tasada la vivienda y acordado el préstamo entre ambas partes, en menos de 48 horas el prestatario recibirá en su propia cuenta corriente el capital. A la hora de firmar el contrato entre ambas partes el cliente puede elegir al notario que más le guste.

Si te ha resultado interesante este artículo…

Te animamos a que eches un vistazo a otras noticias del blog de Prestamistas Particulares que también pueden ser de tu interés, como por ejemplo:

Llámenos
Contáctanos