Trucos para ahorrar energía en casa, parte I

Rate this post

Conseguir una mayor eficiencia energética en nuestros hogares puede suponer un ahorro considerable en la facturas a final mes. La calefacción, el aislamiento de nuestra vivienda, el consumo de los electrodomésticos… son piezas indispensables para que consigamos guardar unos cuantos euros. Si quieres saber algunos trucos que te ayudarán en esta importante misión, no dejes de leer el siguiente post. Verás que se trata de sencillos consejos muy fáciles de aplicar y de seguir. ¡Comencemos!

Controla la calefacción

La calefacción es la fuente de energía principal de todos los hogares. Dependiendo de si tienes calefacción central o privada, podrás controlar de forma más eficiente el gasto en este apartado. No obstante, estos sencillos trucos te ayudarán a mejorar la eficiencia energética sea cual sea tu caso.

  • Mantén las ventanas cerradas cuando la calefacción esté encendida. Parece una obviedad, pero muchas veces se nos olvida este sencillo consejo que nos permite ahorrar mucho dinero en energía a finales de mes.
  • No es necesario que conviertas tu casa en “Invernalia” cuando vayas a ventilarla. Con 10 o 15 minutos será suficiente para lograr este cometido.
  • Las fuentes de calor deben de permanecer descubiertas, no las tapes con cortinas, muebles u otros objetos que eviten que el calor se extienda.
  • Si hay algún radiador que no te resulta necesario, ciérralo. Por ejemplo, es conveniente mantener la cocina siempre con buena ventilación y una temperatura fresca. No olvides que aquí se encuentran los alimentos. Aunque la mayoría están dentro del frigorífico, muchas veces dejamos comida recién hecha sobre la encimera o un frutero con algunas piezas de fruta para el consumo semanal.
  • Las formas de calefacción más económicas son la calefacción solar, la de biomasa, las de leña y gas natural. El mayor consumo se lo lleva las calefacciones de propano, butano o las eléctricas.
  • Intenta que el termostato no supere los 20º en invierno. Cada grado adicional supone un 5% más de coste en tu factura mensual.

Busca electrodomésticos con etiqueta A+

El etiquetado energético de los electrodomésticos es una clave fundamental para ahorrar en energía dentro de nuestros hogares. En dicho etiquetado puedes conocer datos muy importantes sobre el producto, desde su consumo de energía, a su ciclo de vida, nivel de ruido y otros datos complementarios que pueden resultarte útiles e interesantes antes de adquirir uno u otro electrodoméstico. La eficiencia energética se engloba desde la letra A a la G. Los electrodomésticos con una categoría dentro de la A y hasta la C, se consideran de bajo consumo. De la D a la E, son de consumo medio de energía y el resto de letras tienen un alto consumo de energía, de hecho, los electrodomésticos dentro de la letra G tienen un consumo superior al 125%.

Aunque el coste de los electrodomésticos más eficaces energéticamente sea inicialmente más elevado, la reducción de consumo durante sus años de vida es tan importante que merece la pena la inversión.

Además, ten en cuenta…

Para un uso energéticamente eficiente de la nevera/ frigorífico

  • Aléjala de las fuentes de calor y permite que tenga suficiente ventilación. No la pegues completamente a la pared, deja que tenga una distancia mínima.
  • Guarda los alimentos recién cocinados una vez se hayan enfriado a temperatura ambiente. De lo contrario obligarás tu electrodoméstico a aumentar el frio para regular la temperatura interior.
  • Si tu congelador tiene una capa de hielo superior a 5 mm, es hora de descongelar para evitar problemas futuros.
  • Si descongelas los alimentos dentro de la nevera, no perderás energía. Usarás la misma que has utilizado para congelarlos en su proceso de descongelación.
Llámenos
Contáctanos