TAE y TIN: dos siglas imprescindibles al pedir un préstamo

Sin duda si has buscado por internet alguna vez un préstamo, o los has visto anunciado en televisión, hay dos siglas que suelen aparecer de manera recurrente. Se trata de TAE y TIN. Te habrás fijado en que algunas entidades financieras anuncian el TIN de sus préstamos y otros el TAE. Pues bien, se trata de dos siglas imprescindibles y que debemos de conocer al pedir un préstamo. Pero, ¿qué significan? En Prestamista Particulares te lo contamos todo.

TAE y TIN. Qué son y cómo calcularlas

TIN

Cuando hablamos de TIN lo hacemos para referimos al Tipo de Interés Nominal de un préstamo. ¿Qué significa esto? Pues hace alusión a la cantidad de dinero en forma de intereses que la entidad financiera nos va a cobrar a cambio de prestarnos dinero. Sin embargo este importe es engañoso. Pues los préstamos incluyen otros gastos y conceptos que afectan al precio final del préstamo. Los cuales no quedan registrados en el TIN. Por ejemplo:

  • Las posibles comisiones por apertura, cierre o amortización anticipada.
  • Tampoco tiene presente la periodicidad en cuanto a los pagos. Por ejemplo, los intereses pueden variar mucho si los pagos son mensuales que si son anuales. Y en todos los casos el TIN es el mismo.
  • Solo hace referencia a un periodo de tiempo concreto y no a toda la vida del préstamo. Para que lo entiendas te pueden hablar de un 6 % nominal anual. Lo cual sería equivalente a un 0.5 % mensual.

Por este motivo, el TIN siempre es más bajo que la TAE y muchos prestamistas prefieren anunciar este tipo de interés que el otro porque de este modo sus préstamos parecen más económicos que si indican la TAE.

TAE

La TAE, sin embargo, es una tasa mucho más completa que incluye en su cálculo todos los gastos que implica el préstamo. Con la TAE sí sabremos de verdad cuánto vamos a pagar cada mes de intereses en la devolución de nuestro préstamo.

Estas siglas hacen referencia a la Tasa Anual Equivalente, o lo que es lo mismo, el coste efectivo de un préstamo. Al conocer la TAE sabremos: cuánto vamos a pagar durante el plazo del préstamo, en función de las mensualidades y los intereses y posibles comisiones que implica el acuerdo.

Po reste motivo nuestro consejo es que siempre que vayas a contratar un préstamo te informes acerca de la TAE.

Es obligatorio por Ley que la entidad financiera te informe sobre la TAE. Esta ha de figurar tanto en la publicidad y en la información previa como en el posterior contrato.

Dentro de la TAE existen dos variantes:

  • La TAE legal. Esta TAE es la que obligatoriamente tiene que indicarnos el banco. Sin embargo, y aunque es muy completa, hay ciertos gastos que no aparecen indicados. Por ejemplo los gastos de registro o del notario.
  • Y la TAE real. En la TAE real conoceremos todos los gastos. Desde los productos adicionales que nos obligarán a contratar, pasando por esos gastos como los de registro y notario.

Cómo calcular la TAE

Como el concepto importante para saber cuánto va a costarnos un préstamo en realidad es la TAE podemos recurrir a calculadoras de internet para conocer los datos reales de esta Tasa. Puedes encontrar una calculadora de TAE muy completa en la página web de la OCU.

Si te ha resultado interesante este artículo sobre TIN y TAE…

Te animamos a que visites nuestro apartado de noticias y revises la información que vamos subiendo periódicamente. Encontrarás datos de actualidad y explicaciones interesantes sobre economía y finanzas. Te ponemos algunos ejemplos:

Llámenos
Contáctanos