Situación económica de América Latina para inversores

Rate this post

América Latina siempre ha sido un buen destino para inversores. Una zona con grandes recursos naturales, una zona con una cercanía cultural e idiomática a la nuestra muy intensa lo que propicia unas enormes relaciones comerciales, entre otros factores, han convertido a esta zona del mundo en una de las zonas del mundo de referencia donde dirigen su mirada los inversores, pero ¿se encuentra América Latina en estos momentos para invertir? En las siguientes líneas desgranaremos este asunto.

En primer lugar, cabe decir que siempre es un buen momento para invertir en América Latina, cuando atraviesa momentos de prosperidad y alto crecimiento por la posibilidad de aprovechar el tirón del crecimiento, y cuando atraviesa por situaciones no tan buenas por aprovechar las oportunidades que se generan y tomar posiciones para nuevos procesos alcistas. Entonces, quizá, la respuesta a preguntarse sería otra, ¿en qué momento se encuentra la economía de la región en estos momentos?

La respuesta a la pregunta anterior es clara: en estos momentos la zona de América Latina en su conjunto se encuentra en un estado óptimo para tomar posiciones y preparar el terreno para futuros escenarios de crecimiento, pero la misma no se encuentra en estos mismos momentos en un escenario alcista. Obviamente se está hablando de escenarios generales de la región si se analiza país a país se encuentran países que sí que muestran un escenario netamente alcista, pero pocos. Ahora bien, eso tampoco significa que nos encontremos ante un escenario de pánico financiero, en una recesión descomunal pero, sin duda, ya no muestra el vigor que ha venido demostrando estos últimos años.

1

Después de unos años de crecimiento e incluso de situar a alguna de sus económicas entre las netas emergentes del mundo, ahora América Latina se enfrente a un escenario complicado, a un escenario que la atenaza por distintos flancos: la inflación desmedida que se vive en muchos países de la zona, los efectos negativos que puede tener una subida en los tipos de interés en los USA, el desplome de las cotizaciones de las materias primas, el enlentecimiento de la economía de China (un gran socio comercial suyo) con la consecuencia caída de inversiones de China en la zona y los efectos provocados por las políticas de austeridad llevadas a cabo por los gobiernos regionales son claras puntas de lanza de la situación actual de la zona.

Regionalizando la situación puede decirse que México es caso aparte y mantiene un crecimiento encomiable, ello le mantiene y sitúa como uno de los países emergentes mejor situados, Perú tampoco le va mucho a la zaga y Chile, Colombia y Ecuador con sus salvedades también se escapan de la quema. Ahora bien, caso distinto es el de Argentina, Brasil y sobre todo Venezuela.

Sobre Argentina se cierne la amenaza de una recesión de cara a 2016 que puede desembocar en una complicada situación como en los años 90 del siglo XX, si bien cabrá esperar la formación del nuevo gobierno que ya mismo se constituirá para ver el camino que toma el país. Brasil es el gigante con pies de barro, un país destinado a liderar la región y ser uno de los grandes referentes mundiales que ahora ve como se desploma él solo, y la peor parte se la lleva Venezuela, los factores anteriores acompañados de una grave crisis política y social no auguran nada bueno para la economía del país como mínimo en el corto y medio plazo.

Llámenos
Contáctanos