Quiero ser prestamista

Rate this post

Hay muchos inversores hoy en día que se plantean la cuestión siguiente: quiero ser prestamista. Es normal que los ahorradores y los inversores quieran buscar un modelo de negocio que otorgue mayor seguridad y beneficios, algo que hoy en día se puede obtener gracias a la inversión en el préstamo privado comparándola con otro tipo de productos financieros se trata de un modelo de negocio muy seguro y con una gran rentabilidad.

Quiero ser prestamista

Hoy en día debido al cierre del crédito por parte de las entidades bancarias, se están produciendo una serie de situaciones que conllevan la imposibilidad para muchos españoles, tanto empresas como particulares, de no poder acceder al préstamo. Resulta muy complicado poder conseguir un crédito a través de una entidad bancaria, ya que éstas han endurecido las condiciones de tal manera que los requisitos necesarios para poder lograr liquidez monetaria por parte del banco son más duros y muchas personas no se encuentran dentro del baremo necesario para conseguir el crédito.

Ahí es donde entra el capital privado y por esta razón muchos inversores están planteándose seriamente el querer ser prestamistas pues ven en ello además de un modelo de negocio una manera de solventar la falta de liquidez de muchos emprendedores. También hablamos de aquellas personas que necesitan dinero en efectivo y que a pesar de tener sus hipotecas totalmente pagadas y de poseer propiedades las entidades bancarias les niega una y otra vez el crédito que están solicitando, por tanto no pueden acceder a la financiación ya que no cumplen esas normas que hoy en día se han recrudecido ya que las entidades no confían de la misma manera en sus clientes.

El inversor puede ocurrir que se emitió que han dejado vacías las entidades financieras, además siempre va a desarrollar sus actividades en el sector totalmente regulado por la ley y de forma segura y legal. Cuando el inversor expresa su deseo de querer ser prestamista nosotros podemos ofrecerle la información que salía al respecto, debe saber que invertir en préstamos de particulares ofrecer créditos del dinero en efectivo a personas que necesitan liquidez y como contraprestación obtenemos una rentabilidad que viene avalada por una garantía y éste aval será una propiedad inmobiliaria que se encuentre libre de cargas y de hipotecas, esto permite que el capital que se invierte este asegurado y además obtengamos de los beneficios que siempre están garantizados al 100% y son realmente seguros para el prestamista inverso.

El inversionista que quiere ser prestamista privado debe tener presente que se trata de inversiones con una alta seguridad ya que nunca prestaremos más allá del 20% del valor que tengan los inmuebles, los cuales serán la garantía del crédito privado. Además estos tienen que estar libres de cargas y de hipotecas como hemos dicho anteriormente, seremos por lo tanto acreedores en primera instancia. Y para poder realizar esto nuestra compañía de crédito particular efectúa un análisis de tipo inmobiliario y jurídico acerca del inmueble que avalara nuestros préstamos.

Para el inversionista que afirma querer ser prestamista, debemos informarle también que se va a realizar una tasación de tipo oficial por parte de una social de tasación independiente y que esté autorizada por el gobierno. Ya que todos los créditos que ofrecemos se firman ante un notario y quedan inscritos de manera oficial y las entidades correspondientes, por ejemplo el registro de la propiedad, etc. Todo ello confiere una legalidad y una seguridad tanto al inversionista que por ese dinero para obtener beneficios en esta empresa como para el prestatario que busca una fuente alternativa de financiación.

También es necesario hablar acerca de los tiempos y de las publicaciones de las garantías que avalan nuestros créditos de capital privado, estos edificios o propiedades inmobiliarias que provienen de diversos puntos del territorio español, incluyendo las islas Canarias y Baleares además no tenemos en cuenta las poblaciones que tengan menos de 25,000 habitantes y que además no sean localidades que constituyan una capital o semi capitales de provincia, aunque también es preciso tener en cuenta que cada caso presenta particularidades.

En cuanto a la tipología de estos bienes inmuebles, nosotros aceptamos los pisos, casas y locales. Es muy extraño aunque puede suceder en ocasiones excepcionales que incluyamos también naves, solares o parcelas.

Para que quede mucho más claro para el inversor que quiere ser prestamista, nosotros buscamos una serie de propiedades que tengan la cualidad de ser idóneos para realizar una venta y tengan también una demanda que la facilite; todo ello es debido a que buscamos una seguridad que anteriormente habíamos comentado.

El inversionista que se plantea la posibilidad y que desea y quiere ser prestamista debe conocer y dar por sentado que la rentabilidad de los préstamos particulares se sitúa entre el 12% y el 15% anual. Bancaparticular.com trabaja con estos porcentajes por una serie de razones: en primer lugar se trata de un interés que consideramos suficiente y óptimo ya que tenemos en cuenta la actual coyuntura económica para la inversión financiera.

También buscamos como objetivo la financiación de personas particulares y efectuar una acción social que facilite la obtención de crédito por parte de personas, familias y empresas.

El inversionista debe entender que la seguridad es la cuestión más importante para nuestra empresa de prestamistas privados. Por eso mismo, trabajamos con un máximo del 15% además de que la prestación es una cantidad cinco veces menor que la propiedad inmobiliaria que garantiza el crédito privado; esto hace que nuestras operaciones se conviertan en actividades económicas que gozan de una alta seguridad.

La duración de los créditos privados entre particulares de Bancaparticular.com ofrece a sus clientes se sitúa entre un año y los 15 años, lo más habitual es que la medía este entre 5-10 años. Es algo realmente notorio que el dinero que invertimos va a rentar siempre unos beneficios del 12% o el 15% de interés en todo en lapsos de tiempo y además en los préstamos de cinco años, cuando han transcurrido tres años y medio probablemente el capital invertido ya haya retornado al inversor. En el crédito de 10 años es muy normal que después del quinto año haya ocurrido la recuperación del capital. Todas estas cosas nos indican que aunque el dinero se encuentre en manos del cliente, se van a producir beneficios que estarán en un ratio del 12% -15% de interés anual. Y en muchas de las ocasiones, el consumidor prestatario consigue cancelar mucho antes el préstamo gracias a que se ha producido un cambio en su situación económica, como pudiera ser ya no estar en el asnef y de esta manera haya pedido un préstamo a su banco, también puede que haya obtenido un aumento de sueldo, efectuado la venta de una propiedad o recibido una herencia.

La mínima cantidad de dinero que se invierte en estos préstamos de capital privado es de 4800 euros y esto incluye los gastos. Estos gastos serán siempre retribuidos por parte del prestatario y nunca por el inversionista, por lo tanto es una actividad que no suponen gastos extras para el inversor. El importe de los créditos privados de nuestra empresa puede llegar a alcanzar la cifra de varios cientos de miles de euros, y todo está en función del tipo de inversor con el que estemos trabajando.

Los gastos de inversión serán siempre cero euros ya que siempre se encargará de satisfacerlos el particular que recibe el crédito privado y nunca el inversor como anteriormente hemos mencionado.

Si quiere ser prestamista no se detenga más y si tiene alguna duda llámenos al 930 13 04 16. Nuestros profesionales le atenderán gustosamente y le explicarán al detalle todos aquellos pormenores y cuestiones que tenga en mente. Nuestra empresa cuenta con años de experiencia en este sector; estamos conformados por un gran equipo de personas que son expertas en materia inmobiliaria y financiera.

Llámenos
Contáctanos