¿Qué hay que revisar en una hipoteca para saber cuál elegir?, parte 1

Comprar una primera vivienda es sin duda uno de los gastos más elevados que tiene que afrontar una familia a lo largo de su vida. Y buscar la hipoteca más adecuada para cada caso puede llegar a convertirse en un auténtico reto.

Desde Prestamistas Particulares queremos ayudar a nuestros lectores a que sepan qué hay que revisar en una hipoteca para saber cuál elegir hipotecas. De este modo resultará más sencillo decantarse por uno u otro modelo según las necesidades de cada cliente.

¿Qué tengo que revisar en una hipoteca para saber cuál es la mejor opción para mí?

Saber siempre lo que estamos firmando

El primer consejo que podemos darte, y sin duda uno de los más útiles, es saber siempre lo que estamos firmando. Desde la aplicación de la nueva Ley de Crédito Hipotecario los notarios tienen la obligación de explicar al detalle la hipoteca durante un día y sin coste adicional, antes de realizar la firma. Es el momento idóneo para aclarar todas las dudas que puedan implicar el futuro préstamo. Por norma general esta consulta se puede realizar 3 días antes de la firma de la hipoteca.

Además el banco está obligado a esclarecer todos los puntos y a explicarlos para evitar problemas como el consabido de la cláusula suelo.

Consultar el tipo de interés que tiene la hipoteca

Hoy en día el mercado financiero existen tres modelos de hipoteca principales en función del tipo de interés.

  • Hipotecas con intereses de tipo mixto. Las hipotecas con intereses de tipo mixto son aquellas que combinan intereses de tipo fijo durante los primeros años para pasar posteriormente a intereses de tipo variable. En la actualidad suelen ser la opción más rentable y la que menos gastos ofrece. Sin embargo tiene mayor riesgo que las de tipo fijo. Pues los intereses variables pueden hacer que la hipoteca suba en función de la salud de la economía. Previo a la firma de la hipoteca el futuro hipotecado y el banco llegan a un acuerdo sobre el plazo de duración de los intereses de cada tipo.
  • Hipotecas con intereses de tipo fijo. En este tipo de hipotecas los intereses son inamovibles durante toda la vida del préstamo. Sin embargo, para ofrecer esta opción a los clientes, los bancos aumentas los intereses. La ventaja es que el cliente sabrá siempre cuánto va a pagar por la hipoteca cada mes durante toda la vida de su préstamo. Puede haber ciertos cambios en caso de amortizaciones anticipadas que habrá que consultar con el banco. Normalmente según el plazo de amortización los intereses son mayores o menores. En general las hipotecas a 20 años más interesantes a día de hoy ofrecen un interés fijo del 2 %. En las hipotecas a más de 30 años no es recomendable aceptar intereses que superen el 2,75 %
  • Hipotecas con intereses variables. En estos casos el interés se calcula sumando un diferencial fijo más el valor al que cotiza en el índice de referencia que se haya estipulado. Normalmente este índice es el euríbor a 12 meses. Esto implica que los intereses se regulan de manera semestral o anual dependiendo del índice de referencia utilizado. Por norma general estas hipotecas incluyen un tipo de interés fijo durante los primeros dos años antes de comenzar las regulaciones. Las mejores hipotecas de interés variable que hay hoy en día ofrecen diferenciales que no llegan al 1 %. Además suelen incluir productos vinculados.
Llámenos
Contáctanos