¿Puedo facturar sin ser autónomo?

Rate this post

Hoy en día resulta bastante habitual que muchas personas, a causa de la mala situación económica, busquen nuevas maneras de generar ingresos para poder llegar a fin de mes. En muchas ocasiones la bajada de suelo o la pérdida de empleo nos llevan directamente a compatibilizar varias actividades para poder subsistir. El problema es que en muchas ocasiones es posible que no generamos los suficientes ingresos, o puede que tengamos otro empleo o incluso que estemos cobrando el paro y no nos podamos permitir darnos de alta de autónomos porque no se trata de una actividad que nos reporte los suficientes beneficios como para vivir de ella. En ese caso, ¿qué hemos de hacer?, ¿tenemos que darnos siempre de alta como autónomos para poder emitir facturas y realizar este tipo de trabajos?

En realidad, no. Si quieres saber cómo hacerlo, lee los siguientes pasos:

  • Date de alta en el Censo de Empresarios, Profesionales y Retenedores con el modelo 036 o 037 de forma completamente gratuita. Emitir facturas sin estar en este censo es ilegal y puede suponer un delito.
  • En el momento en el que estés registrado, podrás comenzar a realizar facturas para este tipo de trabajos siempre y cuando estos trabajos extra no puedan ser considerados como un medio de vida que te permitan sostenerte económicamente. Por este motivo, no han de superar el salario mínimo, que, desde el pasado 1 de enero, se sitúa en 655.20€ al mes divididos en 14 pagas, o lo que es lo mismo, un total de 9172.8€ al año.
  • Aunque no estés dado de alta como autónomo, deberás de liquidar trimestralmente el IVA. Para hacerlo deberás de tener en cuenta el IVA generado con tus facturas y el IVA que has tenido que pagar para poder llevar a cabo esta actividad. La diferencia entre ambos IVAS será lo que tendrás que abonar a Hacienda.
  • Si lo prefieres, también puedes utilizar una cooperativa de trabajo asociado. Es una de las medidas más populares durante los últimos años. Este tipo de cooperativas te permiten facturar sin estar dado de alta como autónomo, pero para hacerlo has de ser parte de la cooperativa, lo cual suele tener un gasto inicial que oscila entre los 80 y 100€. En este caso la forma de recibir el ingreso es un poco más complicada al igual que el modo de generar la factura. En vez de generar una factura a tu nombre lo harás a nombre de la cooperativa, que será, por tanto, la encargada de ingresar el dinero, que se encargará de ingresártelo a ti una vez te haya restado las comisiones pertinentes por su servicio.

¿Qué es mejor, una cooperativa de trabajo asociado o darse de alta en el Censo de Profesionales, Empresarios y retenedores?

Realmente es una decisión personal que debes de valorar tú mismo y que estará directamente ligada al número de facturas que vayas a emitir a lo largo del año. Lo que sí está claro, es que siempre que no superes los 9172€ al año, o lo que es lo mismo, el sueldo mínimo interprofesional, no te compensa darte de alta como autónomo para ejercer este tipo de actividad, puesto que en ese caso tendrás que pagar la cuota al RETA (Régimen Especial de Trabajadores Autónomos), la cual ronda los 250€ mensuales como índice más bajo, además, del 21% de IVA que generarán tus facturas + el IRPF que te corresponda asumir.

Llámenos
Contáctanos