Préstamos privados rápidos

Rate this post

Si se ha encontrado con la situación de tener que afrontar una deuda pronta a vencer, y necesita dinero prestado, coincidirá con nosotros en que lo que precisa ante todo es una respuesta inmediata como la de los préstamos privados rápidos. A pesar de eso, hay que ser cautos y no contratar financiación con condiciones abusivas. No porque nos den el capital rápidamente tengamos que soportar requisitos casi insalvables.

Prestamos privados rapidos

Prestamos privados rapidos

Los préstamos privados rápidos es un servicio que aúna en forma equilibrada inmediatez en la gestión y flexibilidad en sus términos es el representado por los préstamos rápidos. Resultan ideales para la persona que precisa dinero ya, porque la totalidad del trámite dura menos de una semana y al cabo de ese plazo el cliente tendrá transferido a su cuenta bancaria el importe que ha pedido. Además, se solicitan vía web, gracias a lo cual no hace falta moverse de casa, hacer colas o presentar papeles.

Como se accede a los préstamos privados rápidos

Para llegar a estos créditos privados es necesario contar con la escritura –que puede estar a nombre del cliente o de un familiar o amigo– de un bien inmueble sin ninguna deuda. “Los inversores privados solo ponen como límite de los créditos privados rápidos un tope de 150.000 euros o el 20% del valor de la vivienda, partiendo el mínimo a solicitar de los 6.000 euros. Los prestamistas no exigen explicaciones sobre el fin del capital ni tampoco para concederlo revisan la nómina del cliente”.

En esta misma línea, tampoco importa si el solicitante ha sido anotado en Asnef o RAI, o si aparece en un registro por deudas impagas. Incluso situaciones corrientemente complicadas a la hora de pedir dinero prestado, como estar sin empleo, no poder validar las ganancias, estar en paro, no son impedimentos para acceder al importe que se necesita. Por otro lado, los plazos de pago para los créditos privados rápidos son acordes a las posibilidades presupuestarias del cliente, porque permiten abonar en cuotas desde 1 hasta 15 años inclusive.

No es imposible que en algún momento el cliente se encuentre en dificultades para cancelar una cuota, y por eso se ofrece refinanciación al 0,25% de cargo extra. Se trata de una opción accesible a lo largo y ancho del territorio español, ya que trabajamos en todo el país. No hace falta trasladarse para firmar el contrato, porque el mismo se confecciona siempre en una notaría perteneciente a la zona donde reside el cliente.

En resumidas cuentas, los préstamos privados rápidos consisten en una opción eficaz, confidencial e inmediata para quienes necesiten liquidez con urgencia.

Llámenos
Contáctanos