Préstamos inmediatos de capital privado

Rate this post

Ciertos servicios de préstamos inmediatos de capital privado han logrado ampliar el abanico de opciones de los consumidores a la hora de obtener financiación. Ya no va más esperar en los bancos ni tolerar exhaustivos análisis de la situación crediticia individual. Una herramienta mucho más confidencial, accesible y a la vez rápida, viene creciendo a pasos agigantados en la web. Efectivamente, ahora los trámites se hacen online y con mucho menos papeleo que el normal al pedir dinero prestado.

Prestamos inmediatos de capital privado

Prestamos inmediatos de capital privado

Modalidades para los créditos inmediatos de capital privado

Existen varias modalidades que se inscriben en esta novedosa forma de tener solvencia; es el caso, por ejemplo, de los préstamos inmediatos de capital privado. Son operaciones que se hacen al margen de la banca tradicional, y por lo mismo funcionan de otra manera. Para muchos consumidores, bastante mejor por diferentes motivos.

Uno de ellos es que se trata de créditos inmediatos de capital privado que se pueden pedir aún figurando  en RAI o Asnef, o en cualquier fichero similar. La única exigencia que presentan es tener como garantía la escritura de una vivienda, que puede ser propia o de un tercero, pero eso sí, debe estar libre de deudas. Con este documento, ya el cliente está habilitado para disponer de una cantidad que oscila entre los 6000 y los 150000 euros, como así también, el equivalente al 20% del precio de la propiedad.

Cómo acceder a préstamos de capital privado

Por otra parte, para acceder a estos créditos inmediatos de capital privado no hace falta tener nómina ni contar con empleo. Tampoco hace falta presentar avales de terceros ni dar explicaciones de para qué se necesita el dinero que se pide. En suma, la situación económica del cliente no es factor importante para conceder el capital.

Cómo obtener los préstamos de capital privado

Obtener el dinero a través de los préstamos inmediatos de capital privado  es muy sencillo. Hay que completar una ficha en línea y mandar la solicitud para que los inversores la aprueben. Si es así, al cabo de unos pocos días el cliente tendrá disponible el dinero que ha pedido. Por otra parte, para cancelarlo se ofrecen plazos de 1 año como mínimo y 15 como máximo. Puede pasar que el cliente en algún momento necesite más tiempo para pagar; en ese caso, existe la opción de amortización con un interés por mora del 0,25%.

No hace falta que el solicitante se traslade a otra ciudad, pues el contrato de préstamo se firma en una notaría de su misma zona de residencia. Los créditos inmediatos de capital privado apuntan a facilitar las cosas a los consumidores, por ello son más ágiles y flexibles que los préstamos comunes.

Llámenos
Contáctanos