Préstamos hipotecarios

Rate this post

La posibilidad de poder adquirir este servicio solo requerirá por parte de la empresa una escritura propietaria que el cliente deberá presentar para que sea tomada como garantía para respaldar la operación que se vaya a realizar. Para poder tener este servicio aquel bien inmueble debe estar libre de cargas y de cualquier tipo de hipoteca previa sino no será tenida en cuenta como válida y deberá conseguir otro que si lo esté para adquirir el servicio.

Por otra parte, esta característica que se convierte en un requisito básico para acceder a ellos es que también será el parámetro común para poder realizar un cálculo justo y fuera de toda especulación acerca de la cantidad que será otorgada a la persona demandante. Esto es porque el valor total del bien inmueble que usted presente a la empresa será la referencia para saber cuál será el máximo que se le prestará: es decir, que el 20 por ciento de aquella cifra será el límite.

prestamos hipotecarios

creditos hipotecarios

Hay que tener también en cuenta el después de la operación, lo que será entonces el período de devolución de este tipo de servicios. Aquí tendremos dos cuestiones para analizar sobre los préstamos hipotecarios que se relacionan entre sí: el tiempo y la cuota. 
Con respecto al primero será la cantidad de años que estará el cliente pagando de manera mensual el dinero que se la ha otorgado en la gestión de la operación del servicio.

En cuanto a la cuota será aquella tasa de interés que se fije para las cuotas de cada mes y en las que estará entonces reflejada la ganancia y el pago a la empresa por el servicio prestado. Dijimos que ambas características se relacionan porque el tiempo influirá en la cuota que deba abonar el cliente. Esto es porque el mínimo de tiempo en el que se podrán cancelar estos creditos hipotecarios es de un año y el máximo de quince. Por lo tanto, si el beneficiado escoge hacerlo en dos años, la tasa de interés será menor lógicamente que aquel que puede cancelarlo en ocho años. Esto es porque la cuota es un resarcimiento y una amortización que actúa sobre la demora de la devolución de la cantidad otorgada.

Este servicio que, tan solo exige la documentación de una propiedad libre de cargas como garantía a la que se recurrirá si el cliente no puede cumplir en un futuro con el plazo de devolución planteado en la operación, no incluye la averiguación de ningún antecedente del beneficiario.

Esto le da la posibilidad a que cualquier persona aunque no tenga nómina o aunque aparezca en alguna lista de deudores morosos o en Asnef pueda adquirir este préstamo sin distinción alguna.

Este servicio no lo cuestionará tampoco sobre los motivos por los que necesita estos créditos hipotecarios o con qué fines será utilizado el efectivo ni cómo llegó a esta situación particular. 

Simplemente se analizará si la escritura del bien inmueble que presente está en regla y se concretará la operación bajo términos legales acreditando luego el préstamo en su cuenta bancaria.

Llámenos
Contáctanos