Préstamos hipotecarios con Asnef

Rate this post

Los morosos no son mirados con buenos ojos por las compañías financieras. Así, quien está en RAI, Asnef o figura en cualquier listado de deudores, no es candidato a obtener préstamos hipotecarios con Asnef. Lo mismo sucede con individuos que no pueden presentar nómina o están sin trabajo. Ante una situación comprometedora como estas ¿qué hacer?

Prestamos hipotecarios con Asnef

Prestamos hipotecarios con Asnef

Para aquellos que requieren efectivo con urgencia, pero están pasando por un mal momento en su economía, existen los préstamos hipotecarios con Asnef. Tal como lo dice su nombre, se establecen basándose en el valor de un inmueble, el cual se coloca como garantía de pago. Es el único requisito excluyente a la hora de tener un préstamo de capital privado. La buena noticia es que la vivienda en cuestión puede pertenecer a un familiar o amigo del interesado, no exclusivamente a él.

Accesibilidad a los préstamos hipotecarios con Asnef

Además de que son más accesibles, se tramitan en forma mucho más rápida que la que estamos acostumbrados. Los créditos hipotecarios con Asnef pueden solicitarse en línea, a través de un formulario virtual, y la aprobación o denegación llega a los pocos minutos. Una vez firmado el contrato, el cliente tiene el dinero –en menos de una semana- en su cuenta bancaria de siempre.

Cuánto dinero conseguir con préstamos hipotecarios con Asnef

Los inversores privados están dispuestos a ofrecer préstamos hipotecarios con Asnef por un importe que parte de los 6.000 euros y puede alcanzar hasta 150.000, o a lo sumo 1/5 del precio de la vivienda puesta como aval. No tienen tope de capital -este lo señala el cliente con su escritura- y además trabajan en todo el país. Residiendo en España y siendo mayor de edad, cualquier persona puede solicitar financiación.

Dichos prestamistas establecen las tasas de interés pertinentes, que el cliente conocerá antes de firmar el contrato en una notaría de su ciudad. Los plazos de cancelación a elegir van de 1 a 15 años, y si en algún momento el usuario necesita más tiempo, se le otorgará amortización al 0,25%, servicio que se habilita luego del primer año de pago. “Estos préstamos apuntan a hacerse accesibles a cada vez mayor cantidad de consumidores, y por eso ofrecen condiciones de financiación flexibles”.

Facilidad para conseguir créditos hipotecarios con Asnef

En pocas palabras, los créditos hipotecarios con Asnef son una forma de administrar estratégicamente los propios ingresos. Cuando nadie da respuesta, hay una opción fácil de gestionar, rápida de obtener y por cierto, muy discreta para tener dinero ya. Los inversores no necesitan saber para qué requiere el capital ni indagan en su situación económica.

Llámenos
Contáctanos