Préstamo Renta. 200 estudiantes denuncian a causa del endeudamiento por sus máster

Rate this post

El pasado 18 de noviembre 200 estudiantes pidieron cuentas al Ministerio de Educación a causa del endeudamiento por sus máster debido a los conocidos como Préstamos Renta Universidad (PRU). Según denuncian los afectados, las condiciones del crédito se vieron modificadas tras las dos primeras convocatorias. El problema surge por el alegato de estos jóvenes que indican que no fueron debidamente informados de los cambios que se dieron en los préstamos renta. Se declaran de esta manera víctimas de una información deficitaria a la hora de firmar estos contratos de ayuda. Unos contratos que servirían para poder cursar sus máster y posgrados.

Estos Préstamos Renta Universidad han sido ofrecidos a través del Instituto de Crédito Oficial (ICO), además de diversas entidades financieras, desde el año 2007 hasta el año 2011. Al modificarse las condiciones sin ser informados correctamente, muchos de estos estudiantes han sido incapaces de proceder al abono de las cuotas de devolución. Esta iniciativa está encabezada por la plataforma de afectados por el préstamo renta. Esta plataforma es la que ha llevado a cabo un proceso de responsabilidad patrimonial contra la institución por la falta de información recibida.

El engaño de los préstamos renta

Más de 15.629 personas han solicitado estos préstamos renta desde que comenzaran a ofrecerse en el año 2007. En las primeras dos convocatorias, es decir, en las de 2007 y 2008 solo se les solicitaba a los estudiantes la devolución del préstamo a partir del momento en el que comenzasen a cobrar un sueldo de 22.000 € al año. Pero esta cláusula se modificó a partir de 2009, momento en el que se estableció un periodo para proceder a la devolución del préstamo. Independientemente de su renta, los prestatarios estaban obligados a devolver el importe del préstamo en el tiempo acordado.

Según indican desde la plataforma de afectados por el préstamo renta esta modificación en la contratación de dicho préstamo no fue notificada a los que ya disfrutaban de él. Además, los nuevos solicitantes recibieron una información muy deficitaria al respecto. Durante los cuatro años que duró la posibilidad de acogerse al préstamo renta, el Ministerio de Educación decidió cambiar el nombre de dicha ayuda. Según palabras del propio Ministerio de Educación este préstamo era una auténtica trampa para los estudiantes debido a que estaba muy mal diseñado. Por ese motivo en 2011 se decidió suprimirlo.

Según el abogado de la Asociación de afectados por el préstamo renta las condiciones se fueron endureciendo año tras año. Algunas entidades que colaboraron en la concesión de este préstamo, como es el caso del Banco Sabadell, explican que el Ministerio de Educación es el único que tiene la potestad de cambiar las condiciones del préstamo ya que los ingresos que se ofrecían a los estudiantes procedían de fondos públicos. Según explican, además, el ICO era el encargado real de prestar el dinero mientras que las entidades financieras que apoyaron la iniciativa solo funcionaban como meras intermediarias.

Ante las continuas quejas y reclamaciones por parte de los estudiantes que se vieron afectados el Gobierno decidió ampliar el periodo de carencia para la devolución de los préstamos renta. Esta ampliación se ofrecía a todos aquellos que contaban con serias dificultades para devolver el crédito.

Un verdadero engaño para jóvenes que no han tenido una oportunidad laboral después de hacer estos máster y que ahora se ven en la tesitura de devolver un préstamo que en teoría carecía de intereses pero que también resultó tenerlos.

Llámenos
Contáctanos