¿Prestamistas particulares para solicitar una hipoteca?

Rate this post

Has leído bien. La concesión de una hipoteca hoy en día no solo recae en los bancos. Tanto los prestamistas particulares como las empresas privadas, pueden encargarse de conceder préstamos hipotecarios utilizando como garantía de pago la vivienda o local comercial por el que se solicita una hipoteca.

Por desgracia, a día de hoy este mercado de préstamos hipotecarios resulta algo “oscuro”, motivo por el cual los particulares no se deciden a realizar estas solicitudes a empresas o prestamistas particulares. Hay que pensar, por ejemplo, que una de las principales causas que hace que este tipo de préstamos no esté tan en boga como los que se realizan a través de las entidades financieras clásicas, es la falta de una oficina física a la que acudir para poder informarse. Esto hace que las personas que deseen solicitar este tipo de préstamos fuera de los cauces habituales, decidan acudir a un economista o a un abogado para saber cómo proceder al respecto. Si quieres acudir a prestamistas particulares para solicitar una hipoteca, en primer lugar debes analizar:

  • las necesidades de préstamo
  • la situación financiera en la que nos encontramos. Esto es muy importante, pues normalmente los particulares acuden a prestamistas particulares cuando su nivel de endeudamiento es bastante elevado. Por este motivo, siempre que acudas a un prestamista particular, si esta acción es motivada por la necesidad inmediata de dinero, recuerda no firmar nada motivado por la urgencia o desesperación. Es necesario revisar bien toda la documentación y asegurarse de los intereses y el plazo de devolución.

Si ya te has decidido por prestamistas particulares para negociar tu hipoteca, es adecuado que recurras a un intermediario hipotecario cuyo negocio esté totalmente ajustado a la legislación vigente y tenga una buena reputación. A día de hoy la Agencia de Consumo (AEOCSAN) cuenta con un listado actualizado tanto de intermediarios financieros como de empresas que conceden préstamos hipotecarios. Puedes solicitarles una copia para asegurarte de que pides tu préstamo hipotecario en un lugar seguro. Aunque este listado debería ser público, hoy en día todavía no lo es.

Hoy en día, solicitar un préstamo hipotecario a través de prestamistas particulares o empresas, puede suponer un coste financiero muy similar al de las actuales tarjetas de crédito. De hecho, los intereses nominales de las hipotecas privadas oscilan entre el 8 % y el 16 %. Las comisiones de apertura pueden ir desde el 2 % hasta el 10 % y llegan a financiar hasta el 50 % del valor del inmueble.

¿Cuándo acudir a una empresa o a los prestamistas particulares para solicitar una hipoteca?

Hoy en día, lo normal es que se acuda a este tipo de hipotecas cuando los particulares se han decidido por vender estas viviendas y necesitan obtener liquidez lo antes posible por motivos urgentes de pago: por ejemplo, liquidar deudas u otro tipo de pagos que ya no pueden posponerse durante más tiempo.

Las empresas son otros posibles candidatos de este tipo de préstamos particulares. Pueden utilizarlos en caso de necesitar puntualmente mejorar la tesorería de la empresa en caso de que los bancos no les ofrezcan una solución inmediata o que cubra sus necesidades en el tiempo que precisan.

Durante la época de bonanza inmobiliaria muchos particulares recurrían a este tipo de préstamos cuando las unidades familiares desean unificar deudas pendientes e impagos en una única hipoteca con la intención de subrogarla posteriormente a una entidad financiera. La subrogación se realizaba cuando todos los gastos estaban unificados y la unidad familiar se encontraba en una posición económica más adecuada. No obstante, hoy en día es más complicado que los bancos acepten refinanciar este tipo de deudas.

Llámenos
Contáctanos