Permuta: trueque de casas

Rate this post

Una fórmula hipotecaria no demasiado habitual (aunque como veremos de nueva no tiene nada) y no muy conocida se lleva a cabo en España a nivel inmobiliario. Se trata de la permuta de vivienda.

permuta de vivienda

¿Qué es una permuta?

El hecho de permutar, y citamos textualmente al Diccionario de la Lengua Española de la RAE es lo siguiente:

Cambiar algo por otra cosa, sin que en el cambio entre dinero a no ser el necesario para igualar el valor de las cosas cambiadas y transfiriéndose los contratantes recíprocamente el dominio de ellas.

En resumen permutar es intercambiar, realizar un trueque. ¿Cómo puede ser que haya gente interesada en intercambiar su vivienda? Realmente es una opción muy interesante en ciertos casos concretos, y según encontramos en el Instituto Nacional de Estadística, en 2018 se realizaron más de 1.200 permutas de viviendas.

¿Cambio de vida? Intercambio de vivienda

Por ejemplo imagina que dispones de una casa o piso en una de las grandes capitales de España, como puede ser Madrid, Barcelona o Valencia y te encuentras en el momento de tu vida en el que estás dispuesto a hacer un cambio de residencia, ya sea porque los hijos han abandonado el domicilio familiar, estás próximo a jubilarte o porque simplemente decides ir a vivir a otra zona de España por placer o trabajo. En este caso pones tu vivienda actual en permuta, buscas alguien que también tenga la suya en la misma situación, que esa vivienda se encuentre en la zona que te interesa y que la otra parte busque una vivienda donde tú te encuentras actualmente.

Intercambio, aunque todo documentado

Aunque no hay intercambio económico (sí puede haber pérdida o ganancia patrimonial en base a la diferencia de valor de las dos propiedades) la permuta debe estar debidamente registrada ante notario. Además debemos registrar o realizar:

  • Estar al corriente del pago del impuesto sobre bienes inmuebles (IBI) y de los gastos de comunidad
  • Pagar el impuesto de transmisiones patrimoniales o el impuesto de actos jurídicos documentados
  • Si se produce una ganancia o pérdida patrimonial, deberán tributar como tal en el IRPF.
  • Realizar una tasación de ambas viviendas y comprobar que los valores respectivos no difieren demasiado.
  • Si una o las dos viviendas están hipotecadas, tenemos dos opciones:
    • Restar al valor de la propiedad el préstamo restante
    • Subrogar la hipoteca (cambiar el titular o el banco)

Sitios especializados

Existen sitios web especializados en poner en contacto particulares interesados en “intercambiar” sus viviendas, como puede ser sepermuta.es

Si estás pensando en permutar tu vivienda ahora ya sabes de qué se trata, por dónde puedes empezar y los pasos básicos para llevarla a cabo. Si lo que necesitas es simplemente un préstamo con garantía hipotecaria contacta con nosotros sin compromiso.

Llámenos
Contáctanos