Particularidades que tienen las hipotecas si no resides en España, II

Más cantidad de documentación

Entre las particularidades que tienen las hipotecas si no resides en España destaca la necesidad de presentar mayor cantidad de documentación. Además de la documentación básica que se solicita a los residentes, deberás de presentar un informe de riesgo crediticio. Es decir, tendrás que presentar al banco:

  • DNI si eres español y NIE si eres extranjero
  • Contrato de trabajo
  • Declaración de impuestos
  • Vida laboral
  • Últimas nóminas
  • Informe de riesgo crediticio. Este informe es un estudio exhaustivo del comportamiento económico del usuario en el país en el que reside y en el que se encuentra trabajando. Además, como deberás de aportar parte del capital para poder hacer efectiva la concesión de la hipoteca, también tendrás que justificar frente al banco el origen de ese dinero. Es una medida necesaria para evitar el blanqueo de capital.

La documentación que presentes ha de estar traducida

Da igual que residas en Rusia, en Alemania o Inglaterra. Toda la documentación que presentes para solicitar tu hipoteca ha de estar traducida al castellano. En ocasiones las entidades solicitan la apostilla de la Haya, una anotación por medio de la cual se corrobora la autenticidad de la firma.

Además, si eres no residente y extranjero también deberás de pedir un NIE (Número de Identificación Extranjero) para poder adquirir la vivienda. Este documento, similar al DNI, se puede solicitar en las comisarías que expiden documentos de identidad, en las embajadas o en el consulado español.

Mayores gastos en la reventa

Ser propietario de una vivienda en España no supone obtener la residencia. Es decir, que se te aplicarán las normas fiscales de España, al igual que le sucede a cualquier otro hipotecado que reside en nuestro país, pero además deberás de declarar en tu país de residencia actual la vivienda que has adquirido.

Por otro lado, en caso de que en algún momento estés interesado en revenderla la Agencia Tributaria se encargará de retenerte un 3 por ciento del valor y la plusvalía municipal. Es decir, que otra de las particularidades que tendrá tu hipoteca si no resides en España es que te resultará más caro venderla.

Si eres extranjero obtener hipotecas en España te resultará más complicado que si eres un expatriado

Quizá una de las peores las particularidades que tienen las hipotecas si no resides en España es para los extranjeros. En caso de no ser español las entidades financieras muestran preferencia a ciertos países a la hora de conceder hipotecas. Por norma general los ciudadanos con preferencia son aquellos que pertenecen a la Unión Europea o forman parte de los Estados Unidos e incluso China.

Aunque los ciudadanos que residan en otros países pueden solicitar una hipoteca en España les resultará algo más complicado que se la apruebe. Si eres de Oriente Medio, de África o países del centro o del sur de América tendrás más obstáculos para comprar una casa en España.

Los bancos llegarán incluso a estudiar la fortaleza de la moneda de tu país para concederte o no la hipoteca. Si se trata de una moneda inestable o con posibilidad de devaluarse, lo más probable es que no te la concedan. Piensa que tu capacidad adquisitiva disminuirá si se devalúa y puede que no seas capaz de hacer frente al pago de la hipoteca. En este caso todo depende de la buena voluntad de la entidad financiera y del riesgo económico que entrañe de por sí tu perfil.

Llámenos
Contáctanos