Panorama poco alentador para los créditos hipotecarios

Rate this post

Ya quedaron bastante atrás los buenos tiempos en que todos los españoles se desvivían por invertir en una propiedad. Desde principios de 2005 hasta mediados de 2013, la demanda de créditos hipotecarios para acceder a la casa propia disminuyó en un 89%. La paralización del mercado inmobiliario como consecuencia de la crisis económica y la escasez del flujo de crédito están provocando que los créditos hipotecarios se queden sin demanda.

Es un hecho que España se está liberando de las hipotecas. Ahora se destina una porción mucho menor del salario mensual para pagar las cuotas de una casa que lo que se hacía un par de años atrás. ¿Cuáles son las razones? En primer lugar, comprometerse en una hipoteca ya no es un requisito excluyente para adquirir una propiedad: hoy por hoy, 2/3 de los inmuebles se adquieren sin que medie un crédito.

Además, las ofertas de los bancos resultan muy poco atractivas: desde 2.007, el euríbor ha pasado de +0,3% a 3 puntos y el plazo promedio de pago pasó de 24 años a solo 19. Por si fuera poco, las hipotecas financian cada vez un porcentaje menos significativo del valor total de los inmuebles. Efectivamente, en enero de 2.007 un crédito cubría en promedio el 86% del precio; ahora esa media ha bajado un 10%. Como consecuencia de estas propuestas escasamente convenientes para los españoles, estos han dejado de adquirir hipotecas, dibujando un panorama poco alentador para los créditos hipotecarios.

Otro factor importante en la menor demanda de crédito es el continuado descenso del precio de las viviendas en estos últimos años. Así, mientras en enero de 2.007 una familia debía comprometerse a una hipoteca de aproximadamente 147.332 euros para tener su casa, en mitad de 2.013 la cantidad promedio que necesitó invertir fue 97.495 euros. Teniendo en cuenta estos datos, se calcula que el tamaño de las hipotecas ha disminuido en más de un tercio.

Para finales de 2.006 el gasto destinado a las hipotecas se llevaba el 50% del presupuesto mensual de una familia. En cambio, a principios de este año la porción del salario destinada al crédito no supera el 30%. Si bien no se puede negar que los hogares españoles ya no consideran la inversión en vivienda como un asunto urgente, la concesión de hipotecas continúa siendo una manera viable de comprar un inmueble. La opción promedio que están ofreciendo los créditos hipotecarios es una hipoteca a 19 años y con una tasa de interés variable tipo euríbor +4,43%.

Llámenos
Contáctanos