Como organizar las finanzas al casarnos

Rate this post

Otro año más, cuando se acerque la primavera y el verano, aflorarán por toda España las ceremonias de bodas entre parejas que han decidido darse el sí quiero. Sin embargo, es importante tener en cuenta ciertos aspectos económicos y financieros para que todos aquellos planes, proyectos y emprendimientos que el matrimonio lleve en común sean del todo seguros. La planificación financiera debería ser parte importante de cualquier pareja que decide dar el paso de casarse.

Es muy recomendable que ambos miembros de la pareja se sienten a hablar sobre la situación financiera de cada uno de ellos antes de dar el paso nupcial y subirse al altar.


Comunicar la situación financiera

Sería del todo necesario que ambos miembros conociesen la situación financiera del otro, saber si se está devolviendo un préstamo personal o un préstamo para la compra de vehículo o si se tienen pendientes deudas o gastos de hipoteca. Las deudas que alguno de los miembros de la pareja haya contraído antes de casarse pueden afectar al futuro matrimonio en un posible caso de dificultades financieras.


Informarse sobre seguros, pensiones y coberturas varias

También sería bastante recomendable que ambos miembros de la pareja conozcan qué tipo de planes de pensiones, seguros etcétera tienen contratados cada uno de ellos, para saber a qué tipo de cobertura de riesgos y en qué cantidad disponen en el caso de necesitarlos.


Separación de bienes o no

economia para una boda

Uno de los aspectos fundamentales cuando nos casamos es decidir el régimen económico matrimonial al que nos queremos supeditar.

El régimen económico más común en toda España para cualquier pareja es el de la sociedad de gananciales, dónde ambos cónyuges ponen en común sus salarios, sus pensiones y los bienes que hayan adquirido a partir de la fecha en la que se contrajo el matrimonio.

También se ponen en común las rentas y los intereses que generen esos bienes puestos en común. Esto significa que ninguno de los dos cónyuges puede vender, hipotecar o ejecutar ninguno de los bienes que se han puesto en común. Sin embargo, el impago de una deuda por uno de los dos miembros podría significar que el otro miembro también se viera perjudicado.

Régimen matrimonial de separación de bienes

Se trata de una opción muy a tener en cuenta para aquellas parejas que tengan negocios en común, por separado o en conjunto. De esta forma, los imprevistos económicos de un miembro de la pareja no afectarán al otro y viceversa.

Acogerse al régimen matrimonial de separación de bienes significa que la responsabilidad por los impagos y las deudas es individual.

El régimen económico de separación de bienes también es muy interesante para aquellas parejas que tengan perfiles económicos muy distintos, ya sea a nivel de ingresos o por la forma de gestionar sus ahorros o inversiones.

economía para una boda


Cuentas bancarias y gastos comunes

Tener una cuenta en común para ambos miembros de la pareja es una muy buena idea de cara a hacer frente aquellos gastos comunes imprevistos que se generan de forma periódica, y que pueden pagarse de forma flexible.

Llámenos
Contáctanos