Motivos por los que un banco rechaza una solicitud de préstamo

5 (100%) 1 vote

Es probable que te encuentres en una situación económica un poco complicada y hayas comenzado a mirar productos financieros con los que salir del bache. Por ejemplo los préstamos. Lo más seguro es que hayas acudido a tu banco de toda la vida para intentar solucionar el apuro. Sin embargo puede que hayas visto cómo esta y otras entidades financieras han ido rechazando tus solicitudes y no sepas exactamente por qué. Para que no tengas este problema y sepas qué hacer para evitar que vuelva a sucederte los expertos de Prestamistas han redactado este artículo. En él vas a conocer los principales motivos por los que un banco rechaza una de préstamo. Toma nota.

Principales motivos por los que un banco rechaza una solicitud de préstamo

La edad

Puede parecerte una tontería pero la edad es un factor muy importante a la hora de pedir un préstamo. Si eres muy joven o al contrario, demasiado mayor, puedes encontrarte con una negativa tajante por parte del banco.

  • En el caso de los más jóvenes debido a las pocas oportunidades laborales.
  • Y en aquellos ciudadanos de más de 60 años por los posibles problemas de salud y la proximidad a la jubilación. La cual implicará una reducción de los ingresos importante.

Carecer de relación con la entidad a la que acudes

Si pruebas a pedir un préstamo a un banco que no es el tuyo lo más probable es que te rechacen de pleno si tu perfil no termina de cuadrales. Ya que por norma general cuanto mayor es la vinculación con la entidad más probabilidades tenemos de conseguir un préstamo. Por este motivo antes de ir a otro banco pregunta primero en el tuyo. No obstante las empresas de capital privado probablemente puedan ofrecerte productos mucho másinteresants.

Un nivel de endeudamiento demasiado alto

¿Sabes que los expertos financieros recomiendan no dedicar más del 35 % de los ingresos netos del mes a cubrir deudas? Es decir, que si tu sueldo es de 1.000 € tus deudas no deberían de superar los 350 €. En caso de que acudas a un banco con un nivel de endeudamiento próximo a este 35 % o incluso superado, tu solicitud de préstamo será rechazada directamente.

Estar registrado en algún fichero de morosidad

Uno de las primeras comprobaciones que hacen los bancos cuando un cliente solicita un préstamo es revisar que este no figure en ningún fichero de morosidad. No estar al corriente de pago de nuestras deudas es una demostración para el banco de que podemos volver a fallar. Por tanto si estás en Asnef o RAI olvídate de conseguir un préstamo por este cauce. Incluso aunque tu deuda sea ínfima y no tenga que ver con el sector de la banca.

No tener una nómina estable

Por desgracia, si careces de una nómina estable muchas entidades de crédito rechazarán tu solicitud de préstamo. Ningún banco concede capital a aquellos usuarios que tienen este problema. Igualmente si eres autónomo y no declaras tu retribución, tampoco podrán ofrecerte dinero puesto que no puedes justificar tus ingresos.

Para un banco el perfil ideal es el de aquel cliente con un contrato de trabajo indefinido superior al año y un nivel de ingresos alto.

No tener un aval con el que responder a la deuda

Un seguro que no falla cuando pedimos un préstamo es tener a nuestro favor la figura de un avalista o algún tipo de garantía de pago. Aunque no disponer de garantías no es determinante para que nos denieguen un préstamo puede llegar a suponer un problema.

Llámenos
Contáctanos