Los préstamos. Ventajas e inconvenientes

Rate this post

En más de una ocasión a lo largo de la vida de una persona o de una empresa, es necesario solicitar algún tipo de préstamo. De hecho, en la actualidad, la financiación es uno de los métodos más utilizados por todos los españoles. Tanto para aquel que emprende su propio negocio como para cualquiera que desee saldar una deuda o, por ejemplo, adquirir un coche o una casa.

No obstante, aunque la financiación para empresas y particulares esté a la orden del día, es un método que no hay que tomar a broma. En caso de no cumplirse lo establecido por contrato, en cuanto al pago de las cuotas y al plazo de devolución pactado, lo normal es que la empresa que presta el dinero penalice al prestatario con sanciones. A la larga, incumplir las condiciones de un préstamo puede tener consecuencias legales e incluso la entrada del prestatario en la cárcel.

Por este motivo, la mejor solución antes de solicitar ningún tipo de préstamo es estar seguros de que vamos a poder hacer frente a su devolución. El no sopesar los pros y los contras antes de solicitarlo, puede desencadenar en una situación mucho más peliaguda que la que nos ha llevado a solicitar el crédito.

Soluciones para nuestros préstamos

Hoy en día existen multitud de soluciones para no incurrir en impagos o terminar teniendo un problema con las empresas crediticias que prestan su dinero.

Lo más normal es que en caso de incumplir los plazos los prestamistas particulares o las diversas empresas prestatarias que existen, prefieran llegar a un acuerdo contigo para que puedas obtener más tiempo en la devolución de tu préstamo. Para ellos es preferible recuperar su dinero (el préstamo + los intereses), en un plazo más dilatado de tiempo que directamente no poder recuperarlo.

Una de las alternativas, llegados a este punto, es intentar renegociar las condiciones de devolución del préstamo y conseguir un nuevo acuerdo con el que ambas partes estén contentas.

Los préstamos online se han convertido a día de hoy en otro modo de obtener financiación. Ya sea para poder poner en marcha ciertos proyectos como simplemente para obtener cierta cantidad de dinero que te sirva para poder hacer frente a deudas más urgentes que ya no puedes aplazar por más tiempo. Los préstamos online suelen caracterizarse por tener unos intereses relativamente más bajos que los de las entidades financieras tradicionales y por ofrecer plazos desahogados más acordes con la situación personal de cada cliente.

No obstante, no olives que enlazar una y otra deuda no es algo conveniente y se trata de un simple parche. El saldar una deuda incurriendo en otra puede terminar por llevarte a una situación todavía más complicada que la que tenías inicialmente.

Llámenos
Contáctanos