Los préstamos particulares, cada vez más fuertes en España (parte I)

Rate this post

Los préstamos particulares en España ya no pueden considerarse en absoluto una moda pasajera. Cada vez son más las pequeñas y medianas empresas que se unen al crowdlending, o préstamos entre particulares, y no ponen un pie en una entidad bancaria para obtener financiación. Además, la aparición del crowdlending ha permitido que miles de inversores puedan destinar su dinero a empresas de su interés con las que obtener beneficios mucho mayores que los que consiguen a través de las entidades financieras.

Las plataformas de crowdlending llevan funcionando en España con buenos resultados para inversionistas y empresas que buscan liquidez, desde el pasado año 2012. Según la Asociación  Española de Crowdfunding y la Universidad de Cambridge, estas plataformas han ido creciendo paulatinamente en lo que a inversión se refiere. De hecho, despegaron en 2012 movilizando alrededor de 10 millones de euros, el 2013 lograron alcanzar los 29 millones de euros, en 2014 sobrepasaron los 61 millones y durante el ejercicio anterior han logrado superar esta excelente cifra. De hecho, los préstamos entre particulares han llegado a movilizar 30 millones de euros durante el año pasado, frente a los 20 millones de los 61 que se movieron durante 2014. Según indican las previsiones, se prevé que el crédito entre particulares seguirá creciendo durante los próximos años como alternativa a los préstamos concedidos a través de métodos más convencionales, como las entidades financieras.

Los préstamos que se obtienen a través de este tipo de plataformas, suelen ir destinados a sufragar inversiones en activos fijos, a obtener capital circulante o a ayudar a expandirse a la firma tanto dentro como fuera del territorio nacional.

¿Cuáles son las plataformas para invertir capital como prestamista particular u obtener dinero de capital privado?

Funding Circle

Entre las plataformas de crowdlending más conocidas a nivel mundial, podemos destacar sin duda la presencia de Funding Circle, que comenzó su andadura en Reino Unido allá por 2011, siguió expandiéndose por Alemania, y llegó a nuestro país a finales del año 2014. Desde entonces se ha convertido de una de las plataformas para obtener inversión de prestamistas particulares con mejores resultados del panorama español. De hecho, desde que aterrizaran en nuestro país, han movido más de 15 millones de euros de manos de más de 3000 inversores que han prestado capital a más de 210 empresas de nuestro país.

Y no es de extrañar su buen funcionamiento si tenemos en cuenta que las compañías interesadas en obtener inversión de capital privado a través de esta plataforma deben de ofrecer unas condiciones de seguridad atractiva de cara a los inversores de capital privado: de hecho, todas las pymes que quieran solicitar inversión a través de Funding Circle deben de cumplir unos requisitos mínimos: facturar 100.000 € anuales, estar al corriente de pagos y tener, por lo menos, dos años de actividad.

Las pymes interesadas pueden solicitar préstamos que van de los 5000 a los 250.000 € en plazos desde 6 meses a 5 años y con un interés nominal que oscila entre el 4.79 % y el 21.78 %. A su vez, en función del plazo solicitado para la devolución, la plataforma cobra unos intereses de entre el 1 y el 5 %.

Una vez aceptado el proyecto a financiar, este permanece en la web un total de 21 días prorrogables para que los inversores interesados puedan consultarlo, inversores que se dividen en dos tipos:

  • Prestamistas particulares, que no pueden invertir más de 3000 € por proyecto ni más de 10.000 € al año.
  • Prestamistas acreditados, sin límite de inversión (instituciones, personas físicas con rentas de más de 50.000 €, empresas con más de 2 millones de facturación…)

A cambio de su inversión, los prestamistas obtienen una rentabilidad del 3.79 % al 20.78 % que reciben mensualmente y tienen una garantía de morosidad contenida en el 2.6 %.

Llámenos
Contáctanos