Los prestamistas particulares y su importancia social

Rate this post

Los prestamistas particulares cumplen un importante papel en la economía de un país. España no escapa a está regla de la economía y por eso desde 2008, Kontactalia Finance juega un papel más que importante colaborando en el desenvolvimiento de la economía de las personas. Gracias a su colaboración, empresas e individuos han podido paliar la dura crisis por la que debió transitar la península española y gracias al otorgamiento de diferentes tipos de préstamos permitieron el crecimiento económico de la sociedad. Los consumidores han tomado ventaja de ello al poder hacer realidad sus proyectos a futuro, en concreto, han podido mejorar su vida.

Los prestamistas particulares y su importancia social en la mayoría de los países, ha hecho posible la compra de una vivienda o financiar un emprendimiento mediante la obtención de préstamos hipotecarios. Lo que muchos prestamistas privados hacen es pagar el coste de la propiedad y el cliente se hace cargo de pagar las cuotas mensuales del total del préstamo más los intereses devengados por la operación. También es cierto que en este negocio están los bancos oficiales, lo que hace la diferencia entre unos y otros es que los prestamistas son mucho más flexibles a la hora de conceder financiación.

El procedimiento para la obtención de la aprobación se inicia con la presentación de una solicitud de parte del interesado, está es analizada por expertos financieros, y cuando estos se encuentren satisfechos con la posibilidad financiera del candidato, se concede préstamo hipotecario y el apoyo financiero es brindado por los prestamistas. El prestatario firma un acuerdo con los prestamistas particulares para el pago del préstamo en un período estipulado con intereses sobre la cantidad de dinero prestada.

Los préstamos hipotecarios son requeridos por diferentes razones, no solo para la compra de una propiedad, también para la compra de un automóvil, la educación de los niños, hipotecas impagas, consolidación de deudas, renovación o refacción de la casa, entre muchas otras.

Dependiendo de la garantía del préstamo, estos se pueden dividir en préstamos garantizados y en préstamos no garantizados. En los préstamos garantizados, el prestamista particular necesita ubicar una garantía que haga que el prestatario logre pagar todas las cuotas del préstamo. Por lo general, en los préstamos no garantizados ocurre lo mismo, sin embargo, los prestamistas privados cobran altas tasas de intereses, para cubrirse de la deuda en caso de que el prestatario no pueda pagar las cuotas establecidas.

Llámenos
Contáctanos