Los prestamistas particulares y los prestamistas privados

5 (100%) 1 vote

Es probable, si estás buscando alternativas de financiación, que hayas oído hablar de los prestamistas particulares y los prestamistas privados. Aunque quizá no tengas muy claro si se trata de la misma figura o en qué situaciones financieras pueden serte útiles. Sin embargo hoy en día hay muchas oportunidades de obtener préstamos rápidos por medio de estas figuras especializadas en el mundo de los créditos.

Desde Prestamistas Particulares queremos explicarte un poco qué son los prestamistas particulares y los prestamistas privados, cuáles son sus características y en qué momentos puede resultar interesante acudir a ellos. ¿Te gustaría saber más sobre este tema? En ese caso, no dejes de leer el siguiente post. Comencemos.

Los prestamistas particulares y privados

Por desgracia hoy en día la situación financiera de muchas familias no es la más adecuada. Esto está muy ligado a la poca estabilidad laboral que existe y los sueldos tan bajos. De ahí que la necesidad de solicitar créditos haya aumentado con el paso de los años. Y que el riesgo de impago haya crecido y afectado a las opciones de conseguir préstamos. Hasta tal punto que desde hace ya varios años obtener financiación por medio de bancos se ha convertido en una tarea muy complicada. Lo que lleva a los usuarios a buscar alternativas de crédito. Entre las cuales se encuentran los prestamistas particulares y privados.

Estos prestamistas son inversores que ofrecen su capital tanto a empresas como particulares de manera prácticamente inmediata. Son una opción muy utilizada cuando hay que hacer frente a un imprevisto económico.

Veamos la diferencia que existe entre ambas figuras con más calma.

Prestamistas particulares

Se trata de particulares que deciden invertir sus ahorros en el mundo de los préstamos para conseguir mayores intereses y beneficios a cambio de ellos.

Como se trata de particulares que actúan de manera independiente lo normal es pactar las condiciones de contratación previamente y de forma directa. No hay que olvidar que no dejan de ser particulares que usan su capital para conseguir un beneficio mayor por medio de los préstamos.

Al tratarse de particulares que deciden prestar su propio dinero, se trata de un sector que está poco regulado. Lo que da lugar a falta de transparencia e incluso posibles estafas en ciertas ocasiones. De ahí que sea una alternativa financiera que en ocasiones sigue generando cierta desconfianza. Muchos los relacionan con la clásica figura de los usureros.

Prestamistas privados

Pero los prestamistas particulares no tienen por qué trabajar de forma independiente. Pueden reunirse bajo el estricto control de entidades de crédito donde existe una gran regulación. Estas empresas financieras usan el capital de prestamistas privados, y el suyo propio, para realizar préstamos a empresas y particulares. Las plataformas de prestamistas privados están reguladas por el Ministerio de Sanidad y Consumo y deben de cumplir estrictamente con la ley.

Esto ofrece más garantías, tanto para el particular que invierte su dinero en estas plataformas, como para que solicita un crédito. Los importes que se ofrecen son mucho más elevados puesto que combinan la colaboración de diferentes prestamistas privados. Todos ellos son asesorados por las plataformas en las que operan.

Entre sus ventajas destacan las grandes oportunidades de préstamo, la velocidad de concesión y unas condiciones mucho más beneficiosas que las que ofrecen los bancos. Por ejemplo suelen ofrecer préstamos a clientes que pasan por situaciones financieras complejas. Como por ejemplo carecer de nómina o estar en Asnef.

Si quieres saber más sobre el mundo de los préstamos…

Te animamos a que eches un vistazo a nuestro apartado de noticias. Aquí encontrarás datos interesantes sobre el mundo financiero y los préstamos.

Llámenos
Contáctanos