Los detalles del nuevo salario mínimo interprofesional

Rate this post

La subida del salario mínimo interprofesional ha generado numerosas dudas a todos aquellos trabajadores y contribuyentes que no están muy habituados a la jerga legal y laboral. En este artículo vamos a aclarar algunos conceptos que pueden ser de utilidad para aquellos trabajadores con las rentas más bajas, que seguramente tienen dudas sobre cómo les afectará la subida del SMI.


Subida del salario mínimo interprofesional a partir del 1 de enero de 2020

monedas

Todos aquellos trabajadores españoles que se encuentren en jornada de 40 horas semanales tienen desde el día 1 de enero de 2020 el derecho de reclamar 13.300 euros brutos al año. Esto equivale a cobrar 950 € en 14 pagas.

Según ha anunciado el gobierno este año es posible que haya otra nueva subida del SMI hasta la redonda cifra de 1000 €.

Sectores y trabajadores a los que les afecta la subida del SMI

Casi todos los trabajadores en España trabajan bajo un convenio colectivo que tiene fijado un sueldo mayor al actual SMI.

La subida del salario mínimo interprofesional solo afectará a aquellos trabajadores cuyo salario no se encuentra regulado por convenio y su relación laboral depende única y exclusivamente del contrato que ellos han firmado con su empresa.

Todos aquellos trabajadores que actualmente estén cobrando más del salario mínimo interprofesional no verán reflejado en su nómina ningún cambio directo, aunque si verán incrementadas aquellas indemnizaciones y las prestaciones a las que tienen derecho en caso de despido, cuando el Fondo de Garantía Salarial debe cubrir su nómina o en el caso de aquellos trabajadores que tengan su sueldo embargado por causa de algún impago.

Cuáles son aquellos complementos salariales que no se tienen en cuenta para el cálculo del salario mínimo

Se tienen en cuenta para el cálculo del SMI todos los pluses comunes. Todos aquellos complementos que dependen única y exclusivamente de la situación personal del trabajador, cómo pueden ser la antigüedad, el idioma, el tipo de trabajo realizado (por ejemplo en el caso de trabajar por turnos o en horario nocturno) o los bonos por productividad que el trabajador reciba no se tienen en cuenta de cara a calcular el SMI.

Tampoco entran en este cálculo todos aquellos complementos salariales que se deriven de beneficios que recibe el trabajador, cómo pueden ser las dietas, el plus de vestuario, o la retribución de los gastos por transporte.


Subida del SMI para todos los tipos de jornadas

Estas cifras se refieren al salario mínimo interprofesional para una jornada de 40 horas a la semana. Si estamos trabajando a jornada parcial o en cualquiera de aquellos casos en los que no se trabajan las 8 horas diarias el SMI se reducirá en proporción a las horas trabajadas.

Por ejemplo, para una media jornada el salario mínimo interprofesional sería de 475 € y para una jornada reducida de 6 horas diarias el salario mínimo interprofesional estaría sobre los 720 € al mes.

Más información en El País

Llámenos
Contáctanos