Los créditos rápidos están al alza

Rate this post

A nadie le resulta ya raro a día de hoy que los créditos rápidos se hayan convertido en una vía de financiación alternativa a las entidades financieras tradicionales frente a la dificultad, tanto de particulares como de empresas, para obtener liquidez por las vías tradicionales. No hay que olvidar que los bancos han dejado prácticamente de prestar dinero durante mucho tiempo, sobre todo después del rescate económico al que se ha visto sometido casi un tercio de la banca nacional al completo. La falta de liquidez, la dificultad de encontrar nuevos empleos y la merma progresiva de los ahorros de los españoles, se han convertido en el caldo de cultivo perfecto sobre el que han visto la luz un sinfín de financieras online capaces de hacer frente a las necesidades económicas inmediatas de las familias españolas y las nuevas empresas y emprendedores.

Los préstamos rápidos se basan principalmente en la capacidad de este tipo de entidades alternativas, principalmente fintech, de ofrecer una cantidad de efectivo no muy elevada en poco tiempo y sin solicitar explicaciones o recurrir a nóminas, avales u obligar a los clientes a contratar otro tipo de productos o servicios (como seguros o valores) a cambio del dinero prestado.

¿Por qué se han hecho tan famosos los créditos rápidos?

  • Una de sus características principales es su velocidad a la hora de conceder los préstamos. Sin duda se han convertido en los más rápidos del mercado y son capaces de ofrecer liquidez en prácticamente inmediata para hacer frente a situaciones económicas que no pueden dilatarse en el tiempo. No hay que olvidar que la respuesta de este tipo de empresas no suele superar las 48 horas. Es más, si se trata de mini créditos, el dinero puede llegar a ser ingresado en nuestra cuenta corriente en menos de 15 minutos.
  • No exigen prácticamente condiciones a cambio de la liquidez, a diferencia de lo que sucede con las entidades financieras tradicionales, en las que es obligatorio acreditar la solvencia suficiente para la devolución del préstamo, como por ejemplo contar con una nómina o ingreso regular. Lamentablemente a día de hoy muchas personas no pueden cumplir este tipo de requisitos a causa de la precariedad laboral de España, por no contar con un posible avalista o por no disponer de inmuebles como garantía. A pesar de ello, y aunque se trate de perfiles con mayor riesgo, esto no implica que no vayan a devolver los préstamos, sobre todo cuando se trata de pequeñas cantidades. Precisamente esta creencia es lo que ha permitido a los préstamos rápidos posicionarse en tan buen lugar dentro de la economía española. Solamente en créditos de gran volumen este tipo de compañías exigen presentar un justificante de nómina, pero para el resto de los casos las condiciones son prácticamente inexistentes.
  • La tramitación se realiza íntegramente vía online, lo que permite mantener el anonimato y obtener liquidez de una manera más sencilla para el cliente y sin necesidad de desplazarse a su entidad financiera para formalizar el contrato. En este tipo de empresas la documentación se envía por internet y no es necesario un contacto directo con la empresa que te presta el dinero, lo que ha convertido a estas empresas en un auténtico paraíso para quien necesita liquidez inmediata y no desea dar explicaciones. Esto no impide, por supuesto, ofrecer una tramitación más tradicional para aquellas personas que lo deseen por no sentirse cómodas con estas novedades.

Este tipo de ventajas ha situado a los préstamos rápidos en una situación privilegiada dentro de la economía española a pesar de lo elevado de sus intereses. Y la conveniencia de contratar este tipo de préstamos radica principalmente en este aspecto y la necesidad de dinero inmediato. Sopesa estos dos elementos con calma antes de decantarte por uno u otro tipo de préstamo.

Llámenos
Contáctanos