Los bancos aplican altos intereses a créditos particulares

Rate this post

Si bien las entidades de créditos tradicionales utilizan este mecanismo en todos los servicios, se ha realizado una investigación que deja al descubierto la operación en créditos particulares dedicados especialmente a la subvención al estudio.

Esta afirmación ha surgido de una investigación realizada por el Departamento de Estudios y Publicaciones de Adicae que se dispuso a analizar los productos de créditos que ofrecen los bancos tradicionales con el fin de poder recomendar al consumidor otros servicios a la vez de defender los intereses de ellos.

Uno de los resultados más destacados de esta investigación es que aquellas entidades bancarias aplican hasta un 26% de intereses sobre empréstitos que están destinados a los estudiantes. Considerando que en la mayoría de los servicios de la banca tradicional se supera ésta alícuota, la entidad de investigación lo diferencio como una cifra abusiva respecto a los intereses justos para el consumidor. En este sentido se compara también con las entidades financieras que ofrecen servicios similares de todo tipo y que incluso imponen menores condiciones excluyentes para sus potenciales clientes.

Los bancos aplican altos intereses a créditos particulares lo cual resultan poco útiles y recomendables para los clientes que están necesitados de dinero en forma rápida. Tanto es así que en la mayoría de los casos, clientes como los estudiantes, terminan devolviendo tres veces más de lo que han pedido en la solicitud y esto resulta injustificado. Sobre todo cuando existen las entidades financieras alternativas ofreciendo servicios similares de créditos particulares con requisitos sencillos para su fácil obtención.

Desde que la crisis está instalada esto es camino corriente para la banca tradicional pero, año a año se han registrado el aumento de los intereses de manera notable y no cesa. Por otro lado, se le ha aplicado un reclamo oficial a las bancas tradicionales para que puedan revertir este interés alto que perjudica a la economía y claramente, a los clientes de España pero aún así, las entidades de este tipo no admiten que las alícuotas son injustas ni realizan un movimiento para cambiarlas.

Llámenos
Contáctanos