La percepción financiera de España empeora durante 2016

Rate this post

Según el Índice de percepción financiera de España, IMAFIN, presentado por Accenture España y Marca España, a pesar de que ha habido una recuperación financiera clara que nos aleja, y mucho, del peor punto alcanzado por España en 2012 (54 puntos), la percepción de los mercados financieros de España ha empeorado considerablemente durante el primer trimestre de 2016 en comparación con lo vivido durante 2015. Este índice, que se actualiza trimestralmente, basa sus estudios en seis indicadores clave con los cuales es posible medir la percepción de los mercados financieros españoles.

  1. La inversión en cartera en España
  2. La inversión exterior en España de manera directa
  3. Las recomendaciones de renta variable
  4. La volatilidad de la renta variable reflejada en el Ibex 35 frente al Euro Stoxx 50
  5. La prima de riesgo
  6. La solvencia de la deuda española

Según este estudio, encargado de medir el rango temporal de la recuperación financiera de España entre 2001 y 2016, durante este año España parece haber regresado a los que se registraban en el año 2009, superiores a los que se dieron a partir de 2010, cuando tuvo lugar la primera bajada de confianza en nuestro mercado, la cual se situaba ya en 75 puntos.

Si nos situamos en 2012, la bajada fue verdaderamente considerable, al situar la percepción del mercado español en unos escasos 54 puntos que lograron recuperarse en un 35 % y alcanzar los 85 puntos, a partir de 2014.

2016 no ha reflejado muy buenas críticas y demuestra la presencia de la desaceleración del crecimiento económico, al situarse la percepción de los mercados 3 puntos por debajo de la lectura recogida en 2015 y todavía realmente lejos de los 108 puntos que alcanzamos en 2002, el punto más álgido para la economía española.

¿Por qué se ha registrado una desaceleración del crecimiento económico en España a partir de 2015?

Según indica Accenture, a pesar de haber vivido una recuperación en la percepción económica de los mercados españoles desde los aciagos 54 puntos establecidos en 2012, considera que la parada tan brusca que está vivienda España en esta recuperación desde mayo de 2016, está directamente relacionada con la inestabilidad y la incertidumbre que vive nuestro país políticamente. El que haya habido 2 elecciones y a día de hoy no se haya formado todavía Gobierno, no ayuda en absoluto a mejorar dicha percepción.

A este hecho hay que sumarle la desaceleración económica que estamos viviendo. No hay que olvidar que aunque haya aumentado en cierta medida el número de puestos de trabajo, estos se caracterizan por su poca estabilidad y por su rango salarial escaso, lo que afecta tanto al consumo como a la subsistencia del sistema social español (un ejemplo claro son los recortes en las pensiones o la cada vez más creciente deuda pública que acumulamos y que ha obligado al Gobierno a pedir otros dos años de prórroga a Bruselas)

No obstante, Accenture indica que los puntos de subida que hemos alcanzado en esta percepción, a pesar de la desaceleración que vivimos en 2016, está directamente relacionada con el cambio de comportamiento de las agencias de calificación en lo que se refiere a la deuda soberana.

Tendremos que esperar al próximo trimestre para revisar la situación del Índice de percepción financiera de España y comprobar si la situación mejora.

Llámenos
Contáctanos