Inversión en derivados financieros

Rate this post

La actual situación financiera mundial ha modificado muchos ámbitos y patrones de comportamiento, el sector de las inversiones no podía quedarse al margen, y menos aún en esta actual coyuntura global donde precisamente el sector financiero focaliza la atención mediática por ser el embrión de la situación actual.

¿Pero qué el sector financiero sea el embrión de esta galopante crisis significa qué hemos de dejar de creer en los mercados?, ¿ qué determinadas actuaciones sean las responsables de esta situación nos tiene que hacer perder la confianza en el sector por completo, y en el sistema mismo? Evidente y rotundamente no, primero porque no ha fallado el sistema si no mecanismos del sistema. Y segundo porque la responsabilidad de algunos no puede estigmatizar la buena actuación del conjunto en general del sector.

businesswoman-517120_640

Es terriblemente injusto el pánico que se ha instalado en los mercados y la desconfianza hacia los productos financieros, nadie se atrevería por ejemplo a cuestionar toda la labor médica por el fallo de un médico, pero en el sector financiero parece que todos tengan que pagar los platos rotos de unos pocos, y eso es terriblemente injusto.

Nunca es un mal momento para realizar inversiones, y por ende tampoco es un mal momento cuando el pánico y la crisis se impregnan en la sociedad. Es más, en momentos de crisis probablemente es donde podemos encontrar mayores y mejores oportunidades para obtener una alta rentabilidad. No se trata de invertir a ciegas ni de no querer ver la realidad actual, se trata de saber escoger el producto adecuado en el momento adecuado, y las inversiones en derivados con la debida responsabilidad y cautela son unos óptimos productos para obtener altas rentabilidades.

Se habla de “brotes verdes”, de que el inicio de la recuperación económica se acerca, etc., la clave no está en la situación económica para obtener buenas rentabilidades, pues aunque sin duda afecta no es determinante. Lo realmente determinante es saber gestionar adecuadamente su patrimonio y su cartera de inversiones, saber encontrar el producto financiero que será válido para ese momento.

Probablemente en tiempos de bonanza se nos presentarán oportunidades en sectores que ahora no encontraremos, pero por esa misma regla en tiempos de dificultades encontraremos buenas oportunidades en sectores que no encontraríamos en tiempos de bonanza. Ya se sabe que el dinero no se evapora, solo cambia de manos y si usted sabe jugar la partida adecuada, la mano debe ser la suya.

Llámenos
Contáctanos