Cómo funcionan los préstamos sin aval

Rate this post

A veces es necesario disponer de un préstamo para poder hacer frente a algún tipo de necesidad económica. Por ejemplo enfrentar una deuda que tenemos pendiente. Poder pagar la educación de nuestros hijos. Cambiar de coche o incluso llevar a cabo una reforma necesaria en nuestra empresa.

En estos casos una opción financiera que puede resultarnos muy atractiva e interesante son los préstamos sin aval. Sin embargo, ¿sabes cómo funcionan este tipo de créditos? En Prestamistas Particulares te lo explicamos todo.

Los préstamos sin aval bancario

Una de las principales garantías para los prestamistas que ofrecen liquidez es disponer de un aval por parte de su cliente. Un aval es una garantía de pago por medio de la cual se consigue una mayor seguridad de que se va a recuperar el dinero prestado. En caso de que, por algún motivo, el prestatario no pueda hacer frente a los pagos a los que se ha comprometido, el prestamista puede hacer uso del aval.

Pero no solo de avales vive el prestamista. También existen las garantías. Hablamos de garantías cuando se usan uno o varios bienes conjuntos para responder de los pagos en un momento dado. Puede tratarse de algún bien inmueble. Como por ejemplo una vivienda libre de hipotecas y cargas. Sin embargo el término avalista está reservado a un tercero que responde por nuestra deuda si es necesario. En caso de que nosotros no podamos hacer frente a la deuda el avalista tendrá que encargarse por nosotros de ella.

Como puedes ver disponer de aval o garantía dota de mucha seguridad a un préstamo. Porque hace que el prestamista siempre tenga la certeza de que va a recibir su dinero. Sin embargo no siempre podemos contar con un aval cuando solicitamos un crédito. En ocasiones puede que no supongamos de un bien inmueble libre de cargas. O que ningún familiar o amigo pueda hacernos la función de avalistas. ¿Es posible en estos casos obtener un préstamo? Lo cierto es que sí. Veamos cómo hacerlo.

Funcionamiento de los préstamos en general

Cuando solicitamos un préstamo significa que nos estamos poniendo en contacto con una entidad financiera para obtener liquidez. Es importante a la hora de realizar este tipo de gestiones tener completamente claro todo lo que ello implica. De esta manera evitaremos cometer errores o llevarnos una sorpresa cuando comiencen a realizarnos los cargos. Siempre que solicitemos un préstamo, independientemente de que tenga o no aval, hay que revisar los siguientes aspectos:

  • Tener clara la cantidad solicitada. El primer paso consiste en buscar una entidad que pueda ofrecernos la liquidez necesaria.
  • Revisar los intereses. El prestamista siempre obtendrá a cambio de su dinero unos intereses. Estos se establecerán en función del tipo de préstamo que acuerde, del plazo de devolución y de la cantidad solicitada. Por ejemplo los intereses de préstamos rápidos suelen ser más elevados que los que ofrecen un mayor periodo de devolución. Esto es así porque los primeros suelen ofrecer liquidez a todo tipo de perfiles en un tiempo record.
  • Estar al tanto de las posibles comisiones. En ocasiones los préstamos pueden incluir una comisión de apertura, de cierre o de amortización anticipada. Esto es muy común, por ejemplo, en los préstamos hipotecarios.
  • Conocer los plazos de devolución. Uno de los aspectos más importantes y que condicionarán por completo nuestro préstamo es el plazo de devolución. Debemos de tener constancia del plazo acordado al igual que del importe que hemos solicitado como préstamo.

En estas situaciones disponer de aval puede abrir un mayor rango de opciones a la hora de solicitar un préstamo. Sin embargo no es una condición obligatoria y tendremos opción a financiación aunque no dispongamos de uno.

Cómo funcionan los préstamos sin aval

Tipos de préstamos

En general podemos clasificar los préstamos en dos grandes grupos en función de sus características:

  • Los préstamos personales. Este tipo de préstamos se conceden con menor dificultad que los hipotecarios. Esto significa que hay que hacer menos comprobaciones para ofrecer liquidez al cliente interesado. Estos préstamos son ideales para hacer frente a una necesidad económica que puede aparecer en un momento dado. Un ejemplo de estos préstamos pueden ser los préstamos al consumo.
  • Los préstamos hipotecarios. Estos préstamos implican una garantía. De hecho el propio inmueble sirve como garantía de pago. En caso de que el prestatario no cumpla con los pagos acordados la entidad financiera puede quedarse con la vivienda para saldar la deuda. Las condiciones y estudios previos necesarios para conceder este tipo de préstamos son algo más complejas que las de los préstamos personales.

Requisitos que hay que cumplir para obtener un préstamo sin aval

Para obtener un préstamo sin aval es necesario cumplir una serie de requisitos. Por medio de estos datos el prestamista podrá comprobar que el futuro cliente es solvente y que podrá hacer frente a la deuda que va a contraer. No hay que olvidar que además del importe prestado habrá que cubrir los intereses y posibles comisiones del préstamo. En general los requisitos para solicitar un préstamo sin aval son sencillos:

  • Ser mayor de edad.
  • Disponer de suficiente solvencia económica. Es decir, el prestamista tiene que comprobar que el prestatario disponga de suficiente solvencia como para hacer frente a la devolución del préstamo. Por norma general un préstamo no debe de superar en ningún caso el 40 % del sueldo neto mensual. De esta manera el prestamista tendrá la certeza de que el prestatario podrá realizar los pagos de manera holgada.
  • Posible documentación adicional. Dependiendo del tipo de prestamista al que acudas puede que tengas que ofrecer documentación adicional. Por ejemplo una entidad financiera tradicional siempre solicitará para todo tipo de préstamo que no estés inscrito en Asnef o en otro registro de morosidad. Sin embargo algunos prestamistas particulares no necesitarán esta comprobación para concederte según qué tipo de préstamos. Por ejemplo en el caso de Prestamistas Particulares también ofrecemos préstamos con Asnef.

Si te ha gustado este artículo sobre cómo funcionan los préstamos sin aval…

Estamos seguros de que te resultará interesante echar un vistazo a nuestra sección de noticias. Aquí podrás localizar más información de interés sobre finanzas y economía. Te ponemos algunos ejemplos:

Llámenos
Contáctanos