¿Existen los préstamos para empresas?

Rate this post

La necesidad de financiación es algo inherente tanto a las personas físicas como a las jurídicas. Por este motivo no es de extrañar que a lo largo de la vida de una empresa pueda convertirse en algo normal tener que solicitar un préstamo. Por ejemplo para renovar la maquinaria o incluso para pagar a los colaboradores hasta que se recibe el dinero de los trabajos realizados.

Sea cual sea el caso los préstamos para empresas se han convertido en un método de financiación muy popular entre los negocios. Desde Prestamistas Particulares queremos explicarte qué son los préstamos para empresas y quien los concede. De este modo si en tu negocio se necesita crédito en un momento dado, sabrás dónde acudir para obtenerlo.

Qué son los préstamos para empresas

Los préstamos para empresas son aquellos pensados exclusivamente para ayudar a negocios emergentes y emprendedores en su andadura profesional. Por norma general estos dos grupos son los más desfavorecidos a la hora de obtener un crédito. Sobre todo si intentan conseguir el capital a través de los bancos.

Los préstamos para empresas se caracterizan por ofrecer intereses competitivos y condiciones atractivas con las que favorecer el tejido empresarial.

Quién concede préstamos para empresas

Hoy en día puedes encontrar muchas líneas de financiación si eres una empresa en busca de capital. Veamos las más habituales.

  • Los bancos. A pesar de que durante el año pasado la fuerte competencia y las medidas del BCE obligaron a los bancos a bajar sus intereses, fueron muy poquitos los que superaron los requisitos. De ahí que la mayoría de pymes y emprendedores tuvieron que buscar alternativas financieras por falta de respuesta en los bancos tradicionales.
  • Empresas de capital privado. Como por ejemplo Prestamistas Particulares. Se denominan de este modo a todas las empresas surgidas alternativas a la banca tradicional y que ofrecen préstamos. A diferencia de los bancos, sus requisitos son menos exigentes y han sido un gran apoyo durante la crisis para los emprendedores y empresarios. Ofrecen productos especialmente pensados para las empresas con importes superiores a los 100.000 €. En cuanto a los intereses son variables y dependen de la cantidad y del tipo de préstamo. Pueden ir desde el 0,5 % al 4 % al mes.
  • Mini créditos. Este tipo de préstamos se conceden de manera inmediata y no suelen superar los 1.000 €. En general son adecuados si se tiene una necesidad financiera extrema pero sus intereses son bastante elevados. Suelen rondar el 1,1 % al día y han de devolverse en plazos cortos. Como máximo 60 días.

Y por último…

  • Crowdleniding. Se trata de plataformas de financiación alternativas donde diferentes particulares actúan como inversores. En ellas se ponen en contacto personas que buscan invertir y empresas que necesitan financiación. Los intereses se calculan en función del riesgo de la operación. Y las financiaciones salen adelante si se obtiene el capital deseado.
  • Líneas de crédito ENISA. Estas líneas de crédito, dependientes del Ministerio de Industria, Energía y Turismo, están especialmente pensadas para pymes y emprendedores. Sobre todo para aquellas empresas que se encuentran en sus primeros periodos de creación. O las que buscan financiación para innovar en su línea de negocio. Llevan en funcionamiento desde el año 1982. Tan solo durante 2017 respaldaron 605 operaciones e invirtieron en ellas más de 69 millones de euros.

Si te ha resultado interesante este artículo no dejes de visitar nuestro apartado de noticias. Encontrarás más información que puede resultarte útil.

Llámenos
Contáctanos