El ludoai o prestamistas sin escrúpulos en China

Rate this post

Probablemente hayas oído hablar del ludoai. Un escándalo que ha traspasado las redes sociales de China para darse a conocer en todo el mundo. Ludoai es el nombre que recibe la extorsión que sufren algunas mujeres jóvenes por parte de prestamistas privados sin escrúpulos. A cambio de un crédito, estos prestamistas solicitan como garantía fotografías, vídeos íntimos y datos personales de las jóvenes. A cambio, en menos de tres minutos las jóvenes pueden acceder a financiación rápidamente.

Un escándalo que saltó a la palestra de todo el mundo la semana pasada cuando fueron hechas públicas más de 10 GB de fotos, vídeos íntimos y datos de contacto de casi 170 mujeres chinas menores de 25 años. La mayor parte de estas mujeres son estudiantes que accedieron a hacerse un selfie desnudas para obtener a cambio financiación para continuar sus estudios. Algunas de estas mujeres también acudieron a este tipo de sistema de financiación como único medio de poder permitirse un viaje con sus amigas o de comprar algún aparato eléctrico.

Este estrepitoso escándalo ha puesto de manifiesto los pocos reparos de algunos prestamistas de este país para obtener beneficios. Estos prestamistas llegaban a cobrar hasta un 30 % de intereses semanales a través de la coacción a estas mujeres. Un sistema que demuestra el sistema financiero tan pobre al que se enfrentan en China y que no es capaz de ofrecer créditos a los estudiantes.

Lo más lamentable de este engaño es que muchas de las mujeres chinas que han accedido a este sistema de financiación han terminado por pagar auténticas fortunas a cambio de sus préstamos. Por ejemplo, una de estas jóvenes llegó a pagar 96.000 € por un iPhone a causa de los abusos de estos prestamistas chinos.

Y no es de extrañar si tenemos en cuenta que estos prestamistas chinos exigen a las jóvenes datos de contacto privados con los que practicar la extorsión en caso de no pagar su deuda. Entre estos datos se encuentran los contactos de sus padres, sus cuentas en las redes sociales o sus direcciones de estudio o trabajo.

Por desgracia, el sistema de justicia chino no tiene hoy en día ninguna Ley que pueda protegerlas del posterior chantaje al que se ven sometidas. No existe ninguna Ley que impida el uso de fotografías desnudas como garantía para ofrecer un préstamo. Así lo señaló a Sixth Tone Fu Jian, de la firma de abogados Yulong Law. Pero no solo se carece de una Ley que proteja a las mujeres de este escandaloso comportamiento, sino que tampoco existe ninguna institución en China, como sucede en España, que se encargue de regular los créditos. Estos prestamistas no solo se acogen a estos dos elementos sino también al hecho de que la regularización existente hoy en día en China es muy ambigua. Y han sido precisamente estas carencias las que han permitido la aparición del Ludoai en China. La falta de control y regularización convierte internet en un paraíso para los extorsionadores y chantajistas.

A diferencia de lo que ha pasado en el resto de países, que se han mostrado escandalizados ante semejante abuso, la sociedad china está dividida. Según los sondeos que se han realizado entre la población desde el pasado verano más del 55 % de los encuestados cree que la culpa es de las jóvenes debido a su falta de moralidad para conseguir dinero. Sin embrago, el 44 % restante ha ofrecido una dura crítica ante estos prestamistas que han sido capaces de abusar y chantajear a unas pobres jóvenes que no tenían otro modo de acceder a financiación.

Desde Prestamistas Particulares deseamos que muy pronto China cuente con una institución encargada de regular este tipo de préstamos. Además de una Ley que proteja ante los abusos.

Llámenos
Contáctanos