Dinero inmediato de particulares

Rate this post

Ante una coyuntura apremiante, cuando se tiene que cancelar una deuda sí o sí ¿qué hacer? Conseguir dinero inmediato de particulares es una de varias las elecciones posibles que presenta el mercado, aunque no todas funcionan de la misma manera y sobre todo, no el 100% de ellas son efectivas. Una mala decisión en un momento de desesperación puede llevarnos a contratar prestaciones con condiciones abusivas.

Dinero inmediato de particulares

Dinero inmediato de particulares

Cuánto dinero inmediato puede conseguir

El recurso más inteligente al que se puede acudir, financieramente hablando, es el dinero inmediato de particulares. A grandes rasgos, se trata de un empréstito privado que se hace entre dos personas, una que está urgida de capital  y otra que puede prestarlo. El crédito de fuentes privadas habilita al cliente a tener una suma que parte de 6.000 euros y puede llegar a 150.000 o bien, hasta el 20% del valor del inmueble puesto en garantía.

Requisitos para conseguir dinero de particulares

Como esta última frase lo indica, el requisito inexcusable para conseguir dinero inmediato de particulares es presentar la escritura de una vivienda. Esta no debe presentar ninguna deuda, pero no hace falta que sea del solicitante, también puede ser de un pariente o amigo. “Una vez colocadas las tasas de interés –que son movibles, en dependencia del préstamo en cuestión- y comisiones, el cliente sabrá la suma total a pagar, que se puede cancelar en un término de hasta 15 años”.

Puede suceder que en cierta ocasión el solicitante esté cerca de un impago, en ese caso, cuenta con un servicio de amortización al 0,25%. A tener en cuenta: la liquidación solo está permitida después de haber cumplido con el primer año de pago. La cantidad mínima de cuotas arranca en 1 año.

Cualquiera puede conseguir dinero inmediato

La demanda de dinero inmediato de particulares es un tipo de préstamos flexibles que ha hecho que se suavicen las condiciones para acceder a una fuente de financiación. Así, el crédito se puede pedir incluso sin trabajo, sin nómina ni aval, estando en paro, figurando en RAI o Asnef o estando registrado como moroso. Por otra parte, además de accesible es fácil de gestionar, pues se encarga por Internet, cargando con los datos personales un formulario online.

¿Un servicio a medida del cliente? La respuesta está aquí, ya que obramos en todo el territorio nacional y ofrecemos firmar el contrato en una notaría de la propia ciudad de residencia. El usuario tiene derecho a una copia del documento, y a conocer anticipadamente todos los cargos y TAEs que deberá abonar. En síntesis, el dinero inmediato de particulares es una manera cómoda de arreglar molestas contrariedades financieras.

Llámenos
Contáctanos