Cuando acudir al préstamo particular

Rate this post

Para saber cunando acudir al préstamo particular, pensemos en una familia que se encuentra en circunstancias difíciles desde el punto de vista económico, tiene que hacer frente a gastos urgentes que aparecen de manera inesperada, está al borde de la morosidad y no dispone de estabilidad laboral. En este punto es prácticamente iumposible que ningún banco le conceda financiación, ni siquiera un pequeño crédito para salir del atolladero.

Cuando acudir al préstamo particular

El crédito privado sería la opción idónea para solucionar ésta situación, un pequeño empuje económico puede evitar que muchas personas caigan en la espiral de deudas que conduce a la morosidad, con todas las desventajas que ello conlleva. Nuestra empresa de préstamo particular ofrece esa posibilidad a nuestros clientes.

Por lo tanto, es en circunstancias así cuando debemos plantearnos la opción de pedir un crédito en una compañía de capital particular. Cuando no es posible obtener liquidéz por otros medios y es necesario dinero contante y sonante para afrontar los problemas del presente.

Nosotros ofrecemos muchas posibilidades al los usuarios que están en condiciones especiales y por lo tanto, sería imposible que consiguieran un préstamos en una entidad bancaria, más ahora que las condiciones que se piden para ello son más exigentes. Podemos otorgar créditos privados a personas que estén en desempleo o inscritas en listas de morosos.

Solo vamos a pedir el aval de una propiedad que puede ser inmobiliaria o de cualquier clase para garantizar el préstamo que proporcionaremos a nuestro cliente. Ésta posesión podrá ser casi cualquier cosa, desde un piso hasta un vehículo, piezas de arte o licencias de taxi. Todo sirve con la única excepción de las joyas, el cliente tiene así un amplio abanico de posibilidades para no quedarse sin la financiación que necesita.

De hecho, la cantidad de dinero en efectivo que podrá pedirnos dependerá de la garantía, la calidad del aval. Como máximo adjudicaremos al usuario una cantidad de dinero que se encuentre entre el 20% o el 25%. Para aquellos que necesitan una cantidad pequeña, podemos efectuar un préstamo a partir de 3000 euros iniciales.

Existe además otra forma de avalar los préstamos que ofrecemos en nuestra empresa; se trata ni más ni menos que obtener dinero por el vehículo propio. Si el cliente posee automóvil, aunque sea un camión, furgoneta o moto, puede avalar el préstamo particular con ello mismo. El proceso es el siguiente. Tasaremos el utilitario del cliente y luego le podemos dar una cantidad de dinero que como máximo será del 40% del valor que tenga.

Éstos créditos tienen la cualidad de ser tramitados en muy poco tiempo, ya que tratamos de minimizar al máximo posible todo el proceso, de tal manera que el cliente solo tiene que esperar un máximo de 72 horas para tener el dinero ingresado en su cuenta corriente.

En el caso de las propiedaddes inmobiliarias, éstas tienen que estar libres de cargas y de hipotecas para que sean válidas como aval de nuestros préstamos. Pueden servir los pisos, casas, locale, naves, etc. No aceptamos solares ni terrenos porque están demasiado sujetos a variaciones de sus precios en el mercado.

Nuestras operaciones se firman siempre ante la presencia de un notario, ello permite que nos ajustemos como es debido a la legalidad vigente y que además el proceso tenga mayor seguridad para el usuario. Para llevar a cabo éstas firmas no hace falta que el cliente tenga que desplazarse desde su localidad de residencia, proveemos de este servicio en todo el territorio nacional incluidas las islas Canarias y Baleares.

Si se encuentra en una situación económica complicada, quizás sea el momento de acudir al préstamo particular. Nosotros le ofrecemos las garantías y la profesionalidad necesarias para que pueda obtener dinero en efectivo de forma rápida y así poder solventar su situación, si tiene más dudas al respecto puede consultárnoslas directamente. Nosotros estaremos siempre a su servicio para ayudarle.

Llámenos
Contáctanos