Qué es un cuadro de amortización y los diferentes tipos de amortización de un préstamo

5 (100%) 1 vote

Cuando aceptamos un préstamo hemos de tener en cuenta que, además de obtener el dinero y devolverlo, deberemos de hacer frente a unos gastos asociados. Estos gastos y su posterior devolución en mensualidades conforman lo que conocemos como cuadro de amortización.

En Prestamistas Particulares vamos a ver con detalle qué es el cuadro de amortización de y los diferentes tipos que hay en un préstamo. Comencemos.

El cuadro de amortización de un préstamo

Cuando hablamos de cuadro de amortización de un préstamo lo hacemos para referirnos a aquella tabla en la que se incluyen todos los gastos asociados al préstamo adquirido. Estos gastos deberán ser devueltos, junto con el importe prestado, durante toda la vida del préstamo.

Lo normal es que dentro del cuadro de amortización se incluyan las siguientes variables:

  • Las cuotas. Es decir, el periodo que hemos acordado para pagar el dinero prestado.
  • El capital que vamos amortizando cada mes que abonamos nuestra cuota mensual. En este cálculo hay que descontar los intereses, pues estos son otra partida diferente dentro del cuadro de amortización.
  • Los intereses que debemos de abonar y que acordamos por contrato al inicio del acuerdo.
  • Y por último la deuda pendiente, donde se refleja el importe que todavía nos queda por devolver descontando los intereses.

Posibles comisiones extraordinarias

Un préstamo puede incluir una serie de comisiones extraordinarias que también habrá que incluir dentro del cuadro de amortización de un préstamo. Por ejemplo resulta bastante frecuente que las entidades de crédito añadan comisiones de apertura e incluso puede que de administración cuando el crédito es a largo plazo.

Por norma general dichas comisiones son un gasto fijo que se pagan de manera independiente a la cuota mensual acordada. El mejor método para saber cuánto gasto nos supondrá es conocer la TAE del préstamo.

Por qué revisar la TAE

Es importante revisar la Tasa Anual Equivalente o TAE porque dentro de este valor se incluyen todos los costes que contiene un préstamo. A diferencia de lo que sucede con el TIN, donde solo aparece el Tipo de Interés Nominal. En la TAE deben de quedar reflejados:

  • Los intereses
  • Las posibles comisiones
  • Los cargos que pueden aplicarnos por servicios
  • Las tarifas de administración y las de facturación

De ahí que cuando queramos comparar diferentes préstamos y localizar el que más nos pueda interesar, debamos de mirar esta tasa y no la del TIN.

Tipos de amortización de un préstamo

Ahora que ya sabemos qué es un cuadro de amortización no está de más saber los tipos de amortización que puede tener un préstamo. Al hablar de la amortización nos estamos refiriendo a la cuota que hemos de abonar periódicamente según contrato. Esta cuota nos servirá para amortizar el préstamo y puede ser desde mensual (lo más frecuente) a trimestral, semestral e incluso anual. Dentro de los tipos de amortización podemos hablar de 3 diferentes:

  • Amortización por medio del método francés o cuota constante. El método francés es el tipo de amortización más utilizado en España. En este caso la cuota siempre será fija y únicamente variarán los intereses que se calculan en función del importe que nos quede por abonar. Estos intereses suelen ir ligados a los cambios que sufre el Euribor.
  • Cuota creciente. La cuota creciente es aquel tipo de interés que va creciendo conforme avanza la vida del préstamo. En esta cuota se comienza pagando muyo pocos intereses hasta estabilizarse en importes más elevados.
  • La cuota decreciente. Po último podemos hablar de la cuota decreciente, en la cual esta, a diferencia de la creciente, va decreciendo conforme avanza la vida del préstamo.
Llámenos
Contáctanos