¿Conoces los créditos online?

Rate this post

Desde que estallara la crisis en 2008, el que las entidades financieras tradicionales dejaran de ofrecer créditos para el consumo o para la adquisición de vivienda, se convirtió en el pan nuestro de cada día. La poca estabilidad laboral y unos sueldos cada vez más bajos tampoco ayudaron a mejorar el panorama financiero de nuestro país.

Precisamente a raíz de esta situación, donde la mayor parte de los españoles se vieron completamente abandonados por los bancos y sin posibilidad de conseguir crédito para continuar con el día a día (ya sea con créditos de consumo con créditos hipotecarios), comenzaron a aparecer métodos alternativos de financiación. Fue en 2012 donde este tipo de métodos alternativos vieron la luz y en 2013 cuando terminarían por despegar y obtener un hueco importante en el sistema financiero español. Y estos métodos se convirtieron en una oportunidad inmediata de poder seguir adelante tanto para los particulares como para las empresas que nacían por aquel entonces y que no lograban obtener créditos por parte de las entidades financieras tradicionales.

El crédito online nació en un periodo muy castigado por la crisis y se convirtieron en la solución de muchos de los españoles que necesitaban crédito. No hay que olvidar que aunque las entidades financieras decidieron dejar de prestar dinero, las personas seguían necesitando solicitar financiación. Pero, ¿cuáles fueron los motivos de la aparición de estos créditos?

Por qué aparecen los créditos online

  • En primer lugar, y como ya hemos explicado, porque las entidades financieras tradicionales deciden cerrar el grifo y dejar de prestar, tanto a particulares como a empresas emergentes.
  • Los continuos escándalos que salen en prensa sobre las malas acciones realizadas por los bancos, hacen que la confianza entre los españoles aumente hacia las entidades financieras tradicionales. Estas pasan de ser empresas de total confianza y transparencia, a empresas aparentemente corruptas y que solo piensan en su propio beneficio. Aunque esto suponga ejercer acciones que van en detrimento de los clientes.
  • Las nuevas tecnologías están a la orden del día y los usuarios cada vez se encuentran más cómodos utilizándolas. El e-commerce crece y la seguridad en las transacciones hechas a través de internet se convierte en una realidad tangible. El miedo a operar a través de internet (a comprar, a vender o a contratar servicios) comienza a desaparecer paulatinamente.
  • A raíz de la situación, surgen entidades bancarias puramente online que se encargan de rellenar el hueco de la financiación dejado por los bancos tradicionales. Son empresas autorizadas, de confianza y cien por cien legales, que se encargan de conceder crédito tanto a particulares como a empresas.

El crédito online se convierte así en un nuevo método de financiación seguro para obtener crédito, tanto para los particulares como para las empresas.

¿Cuándo hablamos de créditos online?

Un crédito es cualquier acción financiera donde un prestamista ofrece financiación a un prestatario a cambio de unos intereses y la devolución del importe en las mensualidades acordadas.

Podemos hablar de créditos online cuando dichos importes se obtienen a través de internet. Absolutamente todas las acciones se realizan en línea y desde la comodidad del hogar o del negocio del particular o la empresa que solicita el préstamo.

Tanto el papeleo, como la solicitud se realizan a través de internet, sin la necesidad de que el cliente se tenga que desplazar para poder hacer efectivo el crédito.

Otra de las ventajas de este tipo de créditos es la facilidad y la velocidad a la hora de recibir el dinero. Normalmente no se requieren tantos datos para la concesión del préstamo. Además, en la mayor parte de las ocasiones, una vez corroborados y comprobados los datos por el prestamista, el cliente puede llegar a disponer del dinero hasta en 48 horas y directamente ingresado en su cuenta corriente.

Llámenos
Contáctanos