Claves para internacionalizar nuestra empresa

Rate this post

Casi todo el poder adquisitivo se encuentra en el extranjero. Por esa razón, internacionalizar las operaciones de la empresa se ha convertido en obligatorio para muchas marcas. Afortunadamente y gracias a las nuevas tecnologías internacionalizar nuestra empresa es ahora más fácil que nunca. La mayoría de expertos señalan que las ventajas de expandir nuestro negocio fuera de sus límites geográficos naturales son varios, entre los que destacan

  1. El hecho lógico de alcanzar nuevos clientes
  2. Diversificar el riesgo
  3. Aumentar la vida útil del producto 
  4. Mejorar la competitividad

Operar en el extranjero permite a nuestra empresa reducir el riesgo de operar solamente en nuestro mercado nacional.


Valorar el riesgo 

Uno de los pasos a llevar a cabo antes de internacional operaciones es llevar a cabo un análisis de riesgos. Uno de los ejercicios más fáciles que podemos hacer es el análisis DAFO, acrónimo de las palabras debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades. El análisis DAFO es una herramienta perfecta para el estudio de la situación de tu empresa para planificar estrategias futuras los elementos internos del análisis DAFO analizan las fortalezas y debilidades de nuestra empresa respecto a la disponibilidad de capital personal activos y calidad del producto entre otros aspectos. El análisis DAFO considera que ninguna empresa puede existir fuera del entorno en el que ópera. Por eso es necesario analizar las oportunidades y amenazas que el contexto puedes presentarle a la empresa.


La regla de las cuatro P’s 

La regla de las cuatro P se basa en la planificación, prudencia, paciencia y persistencia. Si aplicamos las 4p a nuestra estrategia, todo ello después de haber analizado de forma correcta los riesgos de internacionalizar nuestra empresa, con toda seguridad vamos a conseguir que la estrategia tenga éxito. 


Piensa en global, actúa en local 

internacionalizar empresa

La estrategia de internacionalización debe adaptarse al país al que se quiere atacar; debemos disponer de una estrategia específica para cada uno de los países objetivo.

Lo más fácil, sobre todo en una primera fase, es dirigirse a países que se encuentren cercanos geográficamente.

También se deben tener en cuenta variables como el cambio de divisa o las barreras lingüísticas. En el caso de esta última variable esto puede suponer dificultades a la hora de acceder a información relevante y crítica a nivel legal, fiscal u operativo.


Acompáñate de expertos en el sector 

Es bastante importante también, contar con colaboradores y expertos que se encuentran sobre el terreno para ayudarnos en el caso de problemas y cuando necesitamos ayuda para gestionar crisis e imprevistos.

Un ejemplo son las situaciones de impago, pedidos erróneos, retrasos en operaciones o entregas, cancelaciones de contratos y un largo etcétera de situaciones en las que resulta muy importante contar con la ayuda expertos en cada una de estas ramas te pueden solucionar por nosotros cualquier tipo de dificultad.

Noticia Original en La Vanguardia

Llámenos
Contáctanos