Características de los préstamos para pensionistas y jubilados

Rate this post

Por desgracia hoy en día la situación financiera de nuestro país no es nada halagüeña. España se ha convertido en uno de los principales países de la UE con mayor número de trabajadores pobres. A esto hay que sumarle una tasa de paro y una inestabilidad laboral muy elevadas.

En este panorama económico muchas familias han tenido que regresar a los hogares paternos. Haciendo que los pensionistas y jubilados pasen a convertirse en el sustento económico de los núcleos familiares.

Sin embargo las reiteradas reducciones de las pensiones por falta de fondos (según el Gobierno), han llevado a esta población al límite y a la necesidad de solicitar préstamos.

Por este motivo desde Prestamistas Particulares queremos informarte sobre las características de los préstamos para pensionistas y jubilados. De este modo, en caso de encontrarte en la necesidad de solicitar un crédito, tendrás claro qué es lo que necesitas para poder hacerlo.

Préstamos para pensionistas y jubilados

Como decíamos unas líneas más arriba los pensionistas y jubilados han pasado a convertirse en el sustento económico de muchos núcleos familiares. Sin embargo se trata de una realidad muy compleja. No hay que olvidar que la mayoría cobra una pensión cuyo importe ni siquiera se acerca al sueldo mínimo interprofesional. Esto ha hecho que muchas familias tengan que “tirar para adelante” con una exigua pensión que supera por poco los 600 €.

A estas pensiones tan bajas (de hecho las más bajas de toda Europa) hay que sumar la retirada de ciertos servicios que para este grupo de edad eran gratuitos hasta ahora. Ante esta situación no es de extrañar que estos ciudadanos se vean obligados a solicitar préstamos para poder llegar a fin de mes.

¿Qué has de saber sobre los préstamos para pensionistas y jubilados?

Aunque existen modalidades de préstamo, como los préstamos con garantía hipotecaria que ofrece Prestamistas Particulares, en general se han de cumplir una serie de requisitos para poder solicitar un crédito. En el caso de este sector dichos requisitos suelen ser los siguientes:

  • Disponer de una pensión lo suficientemente elevada como para hacer frente a los plazos de devolución. Si el préstamo supone más del 40 % de los ingresos netos difícilmente le será concedido.
  • Presentar la última declaración de la renta. De esta manera el prestamista puede comprobar los relativos a las ganancias anuales del pensionista.
  • Fotocopia del DNI y credenciales facilitadas por la Seguridad Social que demuestren que estamos jubilados. Si además tenemos una pensión privada también habrá que presentar la documentación que así lo demuestre.
  • Una fotocopia de la cuenta corriente en la cual el jubilado desea recibir el préstamo. Algunas entidades de crédito incluyen además como requisito un estudio de los movimientos bancarios por medio del cual comprobar gastos e ingresos mes a mes.

La importancia de la edad

Un factor muy importante al ahora de solicitar un préstamo para pensionistas y jubilados es la edad del cliente. Aunque muchas entidades financieras han descubierto que este sector de la población es ideal para hacer negocios con los préstamos (pues tienen una pensión vitalicia), la edad contribuye enormemente a que estos puedan ser denegados. En general:

  • En el caso de los prejubilados la banca tradicional suele obligar al cliente a contratar un seguro de vida o de amortización por si, durante la vida del préstamo, el cliente fallece o sufre un accidente. Mientras que el seguro de amortización cubre hasta los 70 años el de vida lo hace únicamente hasta los 65.
  • Si eres un jubilado por norma general te concederán préstamos con una duración marcada por tu edad. Esta no debe ser superior a los 75 años. Es decir, que el plazo de amortización se establecerá hasta esa edad como máximo.
  • Si tienes más de 75 años…lo normal es que la entidad financiera obligue al cliente a contar con un avalista que responda a la deuda en caso de fallecimiento o accidente.
Llámenos
Contáctanos