Banca privada

Rate this post

El mundo y los sistemas financieros han cambiado en los últimos tiempos, merced de los albores de la economía mundial. Los servicios bancarios, han sido también parte de las nuevas tendencias globales, añadiendo servicios alternativos o complementarios a los clientes de su cartera o bien seduciendo a nuevos clientes para incorporarse a ella. Este es el caso de los servicios de banca privada. El término Banca privada obedece a una categoría de asistencia o prestación diferenciada que brinda el banco a determinados clientes. Sus beneficios son variados, dependiendo de la calidad de servicio solicitado por el futuro beneficiario.

banca privada

banca privada

Las características de la banca privada pueden ser variadas, entre ellas podemos identificar por ejemplo:

Asesoramiento. El asesoramiento tiene como fin orientar a la persona interesada en la mayor optimización de sus inversiones, de una manera personalizada, teniendo en cuenta sus necesidades, las oportunidades, los riesgos, las tendencias, y las potenciales ganancias o pérdidas.

Confianza. Es la base fundamental para la gestión personalizada de la banca privada. La confianza radica en la construcción de vínculos estrechos entre la entidad asesora y el asesorado, a fin de poder construir un canal de comunicación confiable, donde el cliente pueda sentir que sus inquietudes son escuchadas y que, al mismo tiempo, las mejores soluciones van a serle propuestas, disminuyendo al máximo el perjuicio a su patrimonio.

Personalización. La clave de la banca privada es el tratamiento único y diferente de cada uno de sus clientes. Esto es así puesto que existe, a propósito, una decisión de diferenciar a las personas beneficiarias de sus servicios de aquellas que sólo pueden tener acceso a las gestiones ofrecidas por el banco de manera general, es decir, que las entidades financieras generalmente desean marcar un límite entre la atención al público en general y las atenciones brindadas a los clientes de su banca privada, siendo estos últimos considerados de manera especial y única, conociendo sus necesidades y valorando su rol como parte fundamental de la institución.

Distinción. La banca privada valora aquellos patrimonios cuantiosos y desea, por tanto, realizar una diferencia positiva para su gestión. Por ello su intención es distinguir de manera preferencial a las personas y empresas que manejan grandes sumas de dinero, facilitándole su actividad financiera dentro de una institución, conociendo los pormenores del manejo de altas sumas de dinero.

En términos generales, cuando una persona es identificada por poseer un gran patrimonio de valores, o bien cuando éste se ve incrementado de manera súbita y con tendencias positivas hacia el futuro, el banco comienza a evaluar su perfil como potencial cliente de banca privada. Para ello, evaluará la situación comercial, los fondos bancarios, los movimientos de sus cuentas, su perfil de riesgo, sus posibilidades económicas, su situación vital, entre otros. Si luego de llevar adelante toda la investigación, de resultar ésta positiva, el banco se contactará con el cliente para ofrecer sus servicios de banca privada.

Sin embargo, no es esta la única opción para tener acceso a ella, puesto que los bancos fijan también, unilateralmente, el patrimonio mínimo que una persona o empresa debe acreditar para emplazar una solicitud de servicio de banca privada para comenzar a disfrutar de sus beneficios, entre los cuales podemos citar:

Discrecionalidad. Siguiendo la tradición de la banca suiza, los servicios brindados serán realizados con absoluta discreción de la información y de los movimientos de sus fondos. El cliente puede confiar en que se desarrollará una relación de uno a uno, restando entre el banco y el cliente el manejo de la información confidencial.

Productos a medida. Otro de los beneficios de la gestión privada bancaria está relacionado con brindarle al cliente productos especiales, creados específicamente para sus necesidades. Dichos productos financieros o comerciales no se encuentran al alcance del público general, y es por ello la creación a medida resulta más que interesante y cautivante para los clientes que desean sacar el máximo provecho a su patrimonio.

Sociedad de patrimonio de inversión variable. Las denominadas Sicavs son otro de los beneficios exclusivos de las persona con acceso a la banca privada. Ellas son principalmente sociedades de inversión colectiva donde el capital, en vez de ser fijo, es variable. La participación en Sicavs exclusivas puede ser solicitada por el cliente, quien podrá, en todo momento retirarse y solicitar el reembolso de su inversión.

Red de conexiones. Nadie puede desconocer que la pertenencia a un circuito más pequeño, aumenta la posibilidad de conocimiento y acceso a oportunidades que de otra forma serían incapaces de ser conocidas. Los participantes de servicios exclusivos tiene, por el sólo hecho de pertenecer, acceso a una red de conexiones empresarial, institucional, comercial, política, entre otros, que aporta un valor extra e inigualable para el manejo de su capital y de sus inversiones.

La banca privada se refleja, por lo antedicho, como alternativa interesante para el manejo de los fondos propios. Hoy en día, donde las sociedades son cada vez más impersonales y anónimas, tener la posibilidad de acceso a servicios personalizados, de confianza y de cuidado, constituyen por cierto, oportunidades que no pueden dejarse pasar o bien que, al menos, puede constituir interesante evaluar. Asimismo, existen ocasiones donde las opciones generales que ofrece el mercado financiero, los productos y servicios brindados al público en general, no suelen ser lo suficientemente aptos para obtener el mayor provecho de los beneficios de un capital. Muchas veces, por desconocimiento o prejuicios formados, una persona puede llegar a considerar que el acceso a un sector de gestión exclusiva se encuentra reservado para sólo unos pocos privilegiados pero, por el contrario, lejos de ser una realidad, existen hoy en día diferentes opciones para diferentes perfiles de clientes. Los bancos cada día más se han vuelto expertos en la configuración de opciones a medida, desde patrimonios individuales o familiares, privados o empresariales, medianos o grandes.

En la actualidad, cada perfil financiero es especial, y es importante que permanezca en la institución bancaria y por lo tanto, cada cliente puede ser un potencial beneficiario de los servicios de la banca privada.

Llámenos
Contáctanos