Alternativas para clientes que no pueden pagar la cuota de un préstamo

Rate this post

Hay momentos en la vida en los que nos vemos obligados a solicitar un préstamo. Probablemente porque nos tenemos que enfrentar a una serie de gastos con los que no contábamos. Puede que en el momento en el que adquirimos este compromiso de pago lo hagamos sabiendo que no tendremos problemas para devolver el importe. Sin embargo, con el paso de los años, es probable que nuestra situación financiera vuelva a cambiar y no seamos capaces de pagar las cuotas del préstamo.

Como sabemos que por desgracia esto es bastante frecuente hoy en día, sobre todo debido a la inestabilidad laboral, en Prestamistas Particulares queremos ayudarte. Para ello hemos redactado un artículo sobre alternativas para aquellos clientes que no pueden pagar la cuota de un préstamo. De esta manera evitarás caer en listas de morosos como la de Asnef o empeorar tu CIRBE. ¿Quieres saber más? En ese caso, sigue leyendo.

Las mejores alternativas para clientes que no pueden pagar la cuota de un préstamo

No pagar la cuota de un préstamo puede tener graves consecuencias financieras para cualquier persona. En el peor de los casos el prestamista al que le debemos dinero incluirá nuestra deuda en un listado de morosidad. Probablemente en Asnef o RAI, los dos más utilizados en nuestro país. Esto implicará que el resto de prestamistas tenga más cuidado a la hora de ofrecernos dinero. Sobre todo si la deuda es con una entidad financiera. Para que no llegues a vivir esta situación existen ciertas alternativas por si no puedes pagar la cuota de un préstamo. Las más interesantes son sin duda las siguientes.

Negociar de nuevo el préstamo con el prestamista

Quizá la primera alternativa a la que debemos de acudir si nos encontramos ante este problema es renegociar las condiciones del préstamo. En caso de que sea factible ampliar el plazo de devolución podremos bajar el importe de las mensualidades y conseguir responder a la deuda de forma más holgada. Aunque de esta manera pagaremos más en intereses no contraeremos una deuda con nuestro prestamista.

Los periodos de carencia

Otra solución para evitar estos problemas es comprobar si nuestro prestamista ofrece periodos de carencia y de qué tipo. La carencia puede ser total o parcial en función del tipo de acuerdo al que se llegue.

  • Si se trata de una carencia total no abonaremos nada del préstamo (ni devolución ni intereses) por el periodo que determine el prestamista.
  • En caso de encontrarnos ante una carencia parcial tendremos o bien que pagar los intereses o bien que pagar el porcentaje de la deuda acordado cada mes. De esta manera la cantidad que asumimos al mes de cuota de devolución es mucho más llevadera.

Aunque con esta técnica el plazo de devolución se dilatará y aumentarán los intereses, tendremos solucionado el problema.

Acudir a empresas de capital privado o prestamistas para saldar la deuda con un nuevo préstamo

Si por desgracia hemos terminado apareciendo en Asnef a causa de esta deuda lo mejor que podemos hacer es saldarla lo antes posible. De este modo tendremos de nuevo más capacidad de actuación al no estar ya inscritos en ninguna lista de morosos.

En el caso de Prestamistas Particulares podemos ofrecerte un préstamo con garantía hipotecaria con el que obtendrás hasta el 25 % del valor del inmueble que uses como aval. Independientemente de que estés en Asnef o RAI.

La reunificación de deudas

A veces no es un solo préstamo el que no está causando dolores de cabeza cada mes. Puede que se nos hayan juntado varias deudas diferentes y no seamos capaces de asumir todos los pagos mensuales. Por ejemplo puede que tengamos una hipoteca, la letra del coche y que además debamos de emprender una reforma porque se nos ha estropeado el cuarto de baño.

En estas situaciones, cuando son muchas las deudas que no nos permiten pagar, lo mejor puede ser acudir a la reunificación de deudas. Por medio de este sistema unificaremos todas las deudas en una única.

Si quieres saber los pros y las contras de esta opción te animaos a que eches un vistazo al siguiente artículo de nuestro apartado de noticias: ¿Cómo reunificar mis deudas? ¿Me conviene? ¿Vale la pena?

Llámenos
Contáctanos