Gastos asociados a la concesión de una hipoteca

Cuando contratamos una hipoteca por primera vez, desde nuestra ignorancia pensamos que el único gasto es el de la propia hipoteca. Sin embargo, existen otros que hacen que estemos inmersos en papeleos tanto antes como después de la firma.

Unos gastos que a día de hoy recaen únicamente sobre el propietario y que están en tela de juicio en muchas ocasiones. Estos gastos pueden llegar a suponer un incremento del precio de la vivienda de entre el 8 y el 13 por ciento.

Entonces, ¿cuáles son los gastos asociados a la concesión de una hipoteca? Desde Prestamistas Particulares vamos a explicártelo todo.

Gastos asociados a la concesión de una hipoteca

Una hipoteca media de 130.000 euros a 30 años en la comunidad de Madrid, puede acarrear unos gastos al hipotecado de entre 3000 y 12.000 euros extra. Hablaríamos de 3000 euros en el caso de la formalización de la hipoteca y llegaríamos hasta los 12.000 al incluir los gastos de compra. Para que entendamos qué se incluyen en estas cifras lo mejor es desglosarlo.

En cuanto a gastos de compra el hipotecado de esta supuesta hipoteca debería de asumir casi 10.000 euros. En cuanto a gastos de la hipoteca, el hipotecado gastaría aproximadamente 2500. A estas cantidades habría que sumar unos 400 euros de tasación de la vivienda.

Veamos estos cálculos con más calma

Gastos previos a la concesión de la hipoteca

Nota simple

La nota simple tiene un coste muy asequible de unos 11 euros aproximadamente. Hoy en día no es un requisito imprescindible pero se aconseja solicitarla a la hora de comprar una vivienda. De esta manera podrás conocer muchos datos sobre la vivienda que vas a adquirir.

Por ejemplo, si se trata de una vivienda de segunda mano por medio de la nota simple podrás averiguar si sobre esta vivienda pesa alguna notificación de embargo o hay deudas pendientes. También te servirá para corroborar que el titular es la persona que intenta venderte la vivienda.

Tasación

Todas las viviendas pasan un proceso de tasación previo a la concesión de la hipoteca. Es la manera que tiene le banco de conocer el precio real de la misma y saber en cuánto está valorada. Por norma general es el banco el que se encarga de realizar la tasación por medio de una empresa externa. Una vez conocido el valor real de mercado de la propiedad, el banco suele prestar en forma de hipoteca hasta el 80 por ciento del valor de la vivienda.

Para que esta valoración sea válida ha de realizarse por medio de una empresa oficial registrada en el Banco de España. El precio medio de este gasto suele rondar entre los 250 y 600 euros. La validez de esta tasación es de tres meses desde su ejecución.

Gastos posteriores a la concesión de la hipoteca

AJD o Impuesto de Actos Jurídicos Documentados

Se trata de un requisito obligatorio cuyo valor suele rondar entre el 0.5 y el 1.5 por ciento de la responsabilidad hipotecaria total. El precio varía dependiendo de la comunidad autónoma en la que nos encontremos. Su valor en euros suele rondar entre los 675 y los 3000 euros. Algunas comunidades aplican tipos reducidos para los compradores más jóvenes.

Siempre que se suscribe un documento notarial que más tarde se inscribe en el Registro de la Propiedad hay que abonarlo.

Notario

El notario se encarga de cubrir el otorgamiento de la escritura pública del préstamo hipotecario. En este caso los aranceles los fija el propio Gobierno. El coste del notario depende del valor de la hipoteca. Si, por ejemplo, esta ronda los 100.000 euros el coste ascendería casi a 800 €. Si se trata de una subrogación o de una vivienda protegida el coste es un poco inferior.