Prestamistas particulares

Los prestamistas particulares son personas dispuestas a prestar dinero a otras necesitadas de una liquidez puntual y a las que les es imposible obtener financiación de la banca tradicional. Son personas sencillas, corrientes, padres de familia y de cualquier edad, trabajadores por cuenta ajena o por cuenta propia que mediante Bancaparticular.com otorgan préstamos legalmente regulados por el ministerio de sanidad y consumo y cumplen todas las normativas financieras y legales necesarias para realizar préstamos de capital privado entre particulares.

prestamistas privados

Suelen ser llamados prestamistas particularesprivados o personales, el concepto es el mismo ya que el dinero no proviene de una empresa sino de un individuo en forma de capital privado.(ver video). En BancaParticular.com, regulamos, gestionamos y supervisamos todos y cada uno de los préstamos concedidos por particulares por todo el territorio español.

Intereses de los prestamos privados

Los prestamistas privados en su gran mayoría, precisan siempre de una garantía física para poder realizar los préstamos rápidos. Es imposible encontrar personas particulares que presten dinero rápido a otras con la simple promesa de la devolución. Ofrecen préstamos cuando el banco no escucha lo lo deniega, ya sea por no disponer de nómina, estar en el asnef o simplemente por no cumplir con las estrictas exigencias de la banca tradicional. Es por ello, que un prestamista asume el riesgo que el banco no quiere correr y por ese motivo siempre se solicita dicha garantía. Los intereses de los prestamos privados se encuentran entorno al 12% y el 15% de interés anual.

Teniendo en cuenta que los créditos personales que ofrecen las entidades bancarias se sitúan en un TAE de entre el 8% y el 14%, los préstamos particulares son la mejor solución para cuando el banco no te escucha.

Requisitos

El requisito que precisa un prestamista particular para acceder a estos préstamos particulares es simplemente disponer de una propiedad que no tenga hipoteca, es decir, que esté totalmente pagada y la documentación a aportar se basa en demostrar precisamente eso. Una nota simple, el dni y las escrituras de la propiedad son la carta de solvencia necesaria para estudiar y posiblemente aprobar la financiación puntual que se precisa. ¿Porque motivo? Porque si hay un impago, el particular que ha prestado el dinero precisa de la misma para poder recuperar su dinero. Hemos de tener en cuenta que las firmas de nuestros préstamos particulares se realizan en la notaria que la persona necesitada de dinero elija y tenga confianza. Asimismo, en el préstamo personal con garantía hipotecaria que se firma aparece claramente los importes percibidos REALES, los plazos de devolución y las cuotas mensuales correspondientes.

La forma de pago es a elección del particular que pide el préstamo, pudiéndose domiciliar los recibos o bien realizando ingresos mensuales en la cuenta bancaria del prestamista.

Plazos de devolución de los prestamistas particulares

En cuanto a los plazos de devolución de los prestamistas particulares pueden oscilar entre un año y quince años e incluso se pueden pagar en cómodas cuotas o también con carencia para pagar sólamente intereses (tipo americano)

Pero, hay limite de cantidad? Sí. Podremos solicitar hasta el 20% del valor de la propiedad que ponemos en garantía. A ejemplos prácticos, supongamos que estamos en el asnef, o no tenemos nómina pero disponemos de una propiedad pagada, ya sea nuestra o de un avalista dispuesto a ayudarnos, que está valorada en 100.000€. En este caso, nos podrán conceder hasta 20.000€ a devolver hasta en 15 años en cómodas cuotas. Si se ofreciera más cantidad y tras impagos contínuos por parte del prestatario, el prestamista correría el riesgo de no recuperar su dinero.

¿Cómo se formaliza un préstamo privado?

En notaria. Y además se ha de tener en cuenta que hay unos gastos a asumir, como los gastos de constitución de la escritura de préstamo, los honorarios del Notario, abogado y por supuesto la intermediación realizada por la empresa financiera que gestiona la operación y pone en contacto a las dos partes. Estos gastos no se tienen que desembolsar sino que quedan incluídos dentro de las cuotas resultantes del préstamo particular concedido.

¿Para que sirven los préstamos particulares?

Los préstamos particulares se utilizan básicamente cuando la entidad bancaria no nos puede ofrecer financiación. Hoy en día, como todos sabemos el banco ha cerrado el grifo y en la mayoría de ocasiones, la financiación de dichas entidades está destinada básicamente a la compra de las propiedades inmobiliarias que se han adjudicado por el impago de hipotecas. Los pisos de bancos son hoy objeto de financiación que junto con unos requisitos mínimos hacen que la respuesta del banco sea afirmativa.

Por ello, y dada la gran dificultad de encontrar financiación, son necesarios lo préstamos particulares.  Hemos de tener en cuenta, que este tipo de financiación particular no está destinada para la compra de cualquier propiedad inmobiliaria. Se trata de una financiación privada utilizada para salir de situaciones de falta crediticia puntual.

¿Cómo contactar con nosotros y pedir información detallada?

Si desea una información más detallada y que nuestros prestamistas privados estudien su caso sin compromiso alguno, puede contactar con nosotros mediante nuestra solicitud de préstamo del menú o bien llamándonos al 93 013 04 16. En BancaParticular.com le escuchamos y encontraremos la solución más adecuada a su necesidad de capital privado y dinero rápido.

Últimos videos de Bancaparticular.com

- -

- -